Los valores de la Navidad

Cada año empieza antes la campaña de Navidad, es una frase típica que se va cumpliendo cada vez antes y prácticamente el año se va uniendo entre fechas de consumo.

Está claro que son momentos donde muchas empresas tienen depositados la mayor parte de sus ingresos del año, pero últimamente viendo la televisión o acudiendo a diferentes grandes superficies, empiezo a asustarme.

Las luces de Navidad de las calles del centro de Madrid ya están puestas y además podemos encontrar turrones y dulces navideños en todos los supermercados, hasta aquí, es lo esperado y lo que va convirtiéndose en habitual desde que comienza noviembre hace años.img_3725Pero ahora voy a la parte que concierne a los niños y a sus familias. ¿Por qué se les vende esta época como un momento de consumismo absoluto? ¿Por que no tratamos de sacar partido a otros valores?

Entiendo que a los niños les haga ilusión hacer la carta a los Reyes Magos y poner el árbol de Navidad y disfrutar con ese momento de desempaquetar y estrenar, ¿a quien no? Pero ¿qué está pasando con la magia de la Navidad?

Los niños ven esta magia en cada uno de los detalles de la Navidad: estar en familia, las vacaciones, los villancicos, las calles iluminadas, decorar la casa y, por supuesto, los regalos.

Pero ¿por qué no potenciar mucho más la ilusión en los momentos en lugar de en lo meramente material? img_3726La clave está en dar valor a todo ello desde que son pequeños, pensando bien el enfoque que le damos a estas fechas y por supuesto en lo que vamos a regalar.

Un buen modo de hacer la carta a los Reyes puede ser plantearles estos aspectos:
Algo que necesita: como ropa, unas sábanas de su personaje favorito…
Una cosa que le ilusiona verdaderamente: ese juguete que le encanta, por ejemplo
Algo para disfrutar en familia: un regalo juntos, como un pequeño viaje, unas entradas a un espectáculo, una comida en su sitio favorito…
Algo para aprender: como un libro, un puzzle, un juego de mesa…img_3727Todo depende de nuestra imaginación y nuestro enfoque hacia las navidades. Pueden ser detalles muy sencillos que con un toque de magia e ilusión se conviertan en grandes regalos, que no suponen un gran gasto y sí un enorme valor emocional. Podemos hacer sólo una de las opciones o todas, cada uno escoge.

Pero, yo pienso, ¿qué pasa con aquellas familias que no pueden hacer ese esfuerzo en Navidad? ¿Nadie piensa en ellas, en todo lo que tienen que vivir estos días y sin tener otro modo de sobrellevarlo?
Yo no puedo dejar de pensar en el bombardeo que suponen estas fechas para los niños: publicidad televisiva, catálogos de juguetes de miles de marcas en los buzones, publicidad en las marquesinas, ofertas en cada establecimiento… img_3744Son situaciones que tiene que vivir y debemos comprender que todos los niños tienen la misma ilusión y si los Reyes son Magos, ¿cómo le explicamos a un niño que no tendrá regalos ese día por muy bueno que sea? Aunque no puedan hacer el esfuerzo su hijo tiene la misma ilusión que el que sí tendrá seguro los regalos que pide.

Y de nuevo pienso: ¿no serían geniales estas fechas para que enseñáramos algo a nuestros hijos, para que fomentáramos esos valores que queremos transmitir?

Este año junto con mis hijos vamos a pedir por aquellos niños que quizás no han visto el catálogo, que no han podido escoger o que no tienen lápiz para escribir la carta. Y así se lo plantearé a ellos. Y de este modo escogeremos algo que ellos desearían para sí mismos pero para otro niño. Explicándoles que no todos los niños tienen la suerte de ver el catálogo o escoger los juguetes de los anuncios de la tele, porque no todos tienen televisión ni pueden ir a la tienda a ver los juguetes.
Y todo esto se verá correspondido en una carta que mis hijos recibirán el Día de Reyes, escrita por Sus Majestades, donde les dirán que les llegó la carta que escribimos y que han llevado los regalos a estos niños. También los Reyes Magos les alentarán a seguir llevando a cabo acciones de este tipo y les felicitarán por ello. De este modo mis hijos tendrán una respuesta a su gesto.

Y así es cómo intentaré inculcar ciertos valores, enseñándole a mis hijos a que empaticen con las situaciones reales que hay a nuestro alrededor, educándoles en aspectos como la solidaridad, el cariño y la comprensión, y sobre todo ayudando a otras familias que verdaderamente no tienen recursos y no podrán celebrar como quisieran el día de Reyes.

¿No pensáis que la Navidad está llena de valores? ¿No creéis que está en nuestras manos inculcar estos valores desde pequeños y hacer que los vivan como algo habitual y continuo en sus vidas? ¿No pensáis que los niños deben tener derecho a disfrutar de la Navidad sea cual sea su situación?

*Nosotros realizaremos todo ese trabajo por los Reyes Magos y llevaremos el juguete escogido a una asociación conocida por nosotros donde las familias demandan este tipo de ayuda.

* Este post surge al ver la ilusión de mi hija frente a los catálogos y anuncios de juguetes y lo que esto removió en mí al pensar que otras familias no podrán complacer a sus hijos a pesar de ver esta misma ilusión en los ojos de sus hijos.

12 comentarios en “Los valores de la Navidad

  1. Soraya dijo:

    Uno de los recuerdos que guardo yo de las Navidades siendo pequeña ,es el de llegar estás fechas y que en casa me dijeran que había que hacer limpieza de juguetes para llevarlos a que otros niños los disfrutarán . Mi abuelo era secretario de Cáritas en la parroquia y allí que íbamos cargados de juguetes. Siempre lo he tenido muy presente y es un valor que aunque mi hija aún no entiende ,xq hasta el 23 de diciembre no hace el año ,ya estoy yo liada con la campaña de sus juguetes. Espero que el día que ella entienda lo hagamos juntas

    Le gusta a 1 persona

  2. Emma dijo:

    Muchas gracias y totalmente de acuerdo. Una cosa que a mí me ha parecido fantástico es hacer el “CALENDARIO DE ADVIENTO AL REVÉS” En vez de todos los dias abrir una ventanita para la imagen, un chocolate o lo que sea, se hace al revés. En una cesta o caja todos los días vamos metiendo un regalito, a lo mejor algo de comer y se entrega a alguien que lo necesite que conozcamos o a través de alguna organización. De esa forma los valores de amor de la Navidad empiezan desde el 1 de diciembre.

    Le gusta a 1 persona

  3. Yderepentesomos3 dijo:

    Me ha encantado el post, la idea para hacer la carta me encanta, porque al,final acaban tieniendo muchísimos regalos que acaban arrumbados en un rincón, con los que juegan dos minutos y que olvidan con la misma velocidad con la que lo abrieron. Yo soy mallorquina y aqui hay una entidad Somnis Reciclats, que llevan a cabo una iniciativa preciosa, Els reis de la ilusió, contactan con los centros municipales de servicios sociales de dicerentes zonas y las familias llevan las cartas, luego ellos las publican dia a dia en facebook y la gente las va apadrinando, la entidad hace un trabajo brutal, envuelven todos los regalos, compensan si ven q un niño de la familia tiene más que otro, pagan de sus bolsillos y donaciones las cartas que no han conseguido apadrinar … lo conocí el año pasado y para mi ya es una tradición y me has dado la idea de como ligarlo para que mi peque participe!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s