Lengua de Signos para bebés

Hoy te traigo un método que he descubierto y quiero compartir contigo porque estoy segura que te va a sorprender y encantar a partes iguales.

Desde hace años la lengua de signos forma parte de mi trabajo en Atención Temprana, ya que hay muchos niños que se benefician de su uso dentro de las terapias y por lo tanto, nos permite comunicarnos y tener más herramientas dentro del tratamiento, además de ofrecerles estrategias que integran y les ayudan a comunicarse fuera de éste.

Desde que fui madre, también he empleado los signos de manera habitual con mis hijos, no realizando frases completas ni utilizándolos de manera perfecta, pero sí realizando signos sueltos junto con las palabras más usadas dentro de nuestro día a día.
Esto nos ha ayudado a comprendernos mejor y a tener más herramientas para comunicarnos de una manera más fluida y rica, además de ser una herramienta muy visual e icónica, algo que los niños aprenden e imitan rápido e identifican fácilmente.lengua signos bebes bitacorasTodo esto justamente es lo que Ruth Cañadas, de Otanana, ha plasmado en el método que difunde. Seguir leyendo

Dónde puede comer mi hijo si aún no se sienta solo

Esta consulta cada vez está llegándome más y más y por eso quiero tratar de resolverla dándoos diferentes opciones según el momento y la madurez del peque.

Hacia los seis meses los peques empiezan con la alimentación complementaria y es aquí donde unos prefieren introducir sólo los cereales, otros los purés de fruta y verdura o sólo uno de ellos y otros comenzáis con el Baby-led weaning, que consiste en comer a partir de trozos pequeños, como os contaba aquí.
En el caso de comenzar sólo con cereales, podremos empezar a introducir la cuchara uniéndolos a la leche, o emplear el biberón si así lo decidimos.

Si empezamos con la cuchara, estaremos en el mismo caso que en los que comienzan a introducir purés y papillas. Es en este momento donde pensamos ¿Y cómo le doy las papillas, sentado tumbado, reclinado? ¿Es momento de comprar una trona? ¿Me sirve la hamaca para que coma? Seguir leyendo

Encaje de formas y colores

Para los que me seguís habitualmente, sabéis que los juguetes de madera son de mis favoritos.

Considero que su textura, su calidad y su resistencia son fantásticas para la experimentación y el descubrimiento del niño.

DESCRIPCIÓN

Por ello, hoy os traigo un juguete de madera que tenía muchas ganas de enseñaros. Se trata de un encaje diferente, compuesto por una tablilla de base con clavijas y cinco figuras de cinco colores cada una, en total 25 piezas, que se pueden encajar en las clavijas correspondientes.

Normalmente casi todos los encajes que solemos encontrar, suelen llevar una clavija para sujetar las piezas que se encajan en la base, pero éste no. Este encaje se compone de unas clavijas fijas en la tablilla que hace de base por las que hay que meter cada pieza encajable.

Además cada pieza tiene una forma geométrica y un color. Hay cinco formas y cinco colores diferentes.

IMG_4747

VALORES

Para mí que el juguete sea de madera es muy positivo, como ya os he comentado, ya que el niño puede sentir su textura y sus formas curvas, sus ángulos y rugosidades y, experimentar a través del tacto, algo esencial en la infancia, ya que este sentido nos ofrece mucha información del entorno y hay que aprender a usarlo desde pequeños y sacar provecho de ello. La madera es un material cálido y básico, que atrae a los niños. Además es resistente y se puede llevar a la boca sin riesgo a perder color.

Al ser un material tan sencillo, invita a crear e imaginar, a fomentar el juego simbólico por parte del niño. Cuanto más básico es un juguete, más tiene que poner el niño de sí mismo para crear el juego y fomentar la diversión. Explorar es una de las bases de la infancia y es la mejor forma de descubrir de manera libre su entorno.

IMG_4745

Este juguete está pensado para que el niño encaje las formas geométricas sobre las clavijas de la base. Si nos fijamos bien, podemos observar cómo, de izquierda a derecha, el círculo tiene una sola clavija, el rectángulo incluye dos, el triángulo tres, el cuadrado cuatro y el pentágono cinco. Por lo tanto podemos comenzar a jugar con él con niños de un año o más (aunque el fabricante recomienda a partir de los dos años), ya que el círculo será sencillo de encajar para los peques de esta edad, porque éste nos recuerda a los juguetes de encaje de aros en un soporte.

Más adelante podremos ir ampliando los encajes con los que el niño se sienta preparado para jugar, hasta que consiga ir encajando las cinco formas.

Bajo mi punto de vista y mi experiencia, la técnica de modelado es muy positiva en este tipo de juegos y la mejor para ayudar al niño en su aprendizaje. Sentando al niño sobre mis piernas, cojo su manita y la guío para que conozca cómo realizar correctamente el juego, sin ofrecer presión ni fuerza, sólo dándole el modelo adecuado para que sea capaz de conocer cómo debe coger la pieza y cómo puede encajarla.

El modelo es esencial en la infancia, y la imitación es una de las grandes ventajas y formas de descubrir y aprender para el niño.

Tenemos que tratar de realizarlo siempre que el niño quiera, sin forzarle, ya que es una guía para que fomente su comprensión y amplíe su conocimiento, no para que le ofrezca rechazo por la actividad. De este modo el niño se siente exitoso y se ve capaz de hacerlo con cada vez menos ayuda.

IMG_4746

Podemos descubrirle al niño las formas geométricas, nombrándoselas todas según las va conociendo. Primero comenzaremos por el círculo, seguido del cuadrado y el triángulo, y por último el rectángulo y el pentágono.

Iremos poco a poco y fomentando el descubrimiento de cada forma en un día diferente.

Trabajando las formas geométricas

Podemos tratar de hacer actividades relacionadas con esa misma forma geométrica. Primero se la mostramos y nombramos y, después podemos:

  • Dibujar su contorno poniendo la pieza sobre un folio y repasándola con un color
  • Buscar cosas de casa con forma de círculo, por ejemplo, con nuestra ayuda
  • Buscar en sus cuentos cosas con esas formas
  • Jugar al veo veo con formas, en lugar de con el abecedario; “Veo veo”, “¿qué ves?” “una cosita”, ¿y qué cosita es? “Tiene la forma de un cuadrado (por ejemplo)” “¡Es la ventana!”
  • Meter en una bolsa todas las piezas y que con los ojos cerrados el niño trate de descubrir qué forma es

IMG_4744

Es un encaje totalmente único, ya que permite encajar las piezas sobre las clavijas, algo que no suele ser lo habitual en los juguetes que encontramos de este tipo. Lo hace más complejo, ya que no sólo hay que adivinar cuál es el sitio adecuado de cada pieza sino que también hay que insertarlo en las clavijas que cada base posee. Esto nos permite que el juguete se use durante más tiempo y le demos mayor uso, según la edad y madurez del niño.

Favorece la coordinación oculo-manual, donde el peque debe coordinar sus movimientos y sincronizarlos para realizar correctamente la actividad. Este objetivo es esencial para el desarrollo de la mayoría de las actividades de la vida cotidiana. Trabajarlo a través del juego y la diversión permite al niño integrarlo en su día a día sin darse cuenta del esfuerzo que le supone a nivel cognitivo.

Potencia la modicidad fina, y la precisión en los movimientos de los dedos y las manos. Haciendo que el niño individualice los dedos del puño, use cada mano por separado y aprenda a coordinar sus movimientos para realizar el juego.

La asociación de unas piezas y unas formas con otras, prepara al niño a conocer el concepto de igual y diferente, a comprender lo que corresponde a una misma figura o a otra diferente. De igual modo sucede con los colores.  Podemos potenciar su adquisición pidiéndole al niño que una las piezas del mismo color, así fomentaremos el aprendizaje de los colores y la asociación por iguales. A la vez podemos solicitarle que busque cosas de su entorno que sean del mismo color, generalizando así el aprendizaje potenciado.

IMG_4748

Así mismo es un juego que precisa de mucha atención por parte del niño y concentración, lo cual permite que el peque cada vez permanezca más tiempo en una misma actividad, algo esencial según va creciendo y madurando, ya que las actividades que vaya a realizar cada vez precisarán de más atención y permanencia.

Como podéis observar es un juguete muy completo y que, sobre todo, nos permite jugar con niños desde un año hasta los cinco o seis. Ideal para jugar en familia, varios hermanos o con la intención de hacer interacción entre adulto y niño, buscando el contacto ocular y la atención conjunta.

*Lo podéis encontrar en Dideco, que tiene cosas especiales como esta y muchas más, tanto en su web como en sus tiendas. Además podéis emplear el Código de descuento ATTEMPRANA al comprar en su web y onbtendréis un 10% de descuento.

Y a ti, ¿te gustan los juguetes de madera? ¿Empleas encajes y formas con tus peques?