El miedo en los niños, ¿qué hacer?

Cuando hablamos del miedo, parece que es un sentimiento que sólo aparece en los niños y que a veces negamos y evitamos incluso hablar de él. Pero la realidad es que el miedo está presente en nuestro día a día, en mayor o menor intensidad y en según qué situaciones, pero está ahí y se presenta ante muchísimas experiencias cotidianas sin darnos cuenta.img_0603-1Los niños expresan sus sentimientos como pueden y saben. Dependiendo de su madurez, su situación y su experiencia, son capaces de expresar aquello que quieren, sienten o padecen de un modo u otro.

Para ello es importante educar en las emociones, en el desarrollo y la inteligencia emocional como os contaba en este post, para adquirir herramientas a la hora de gestionar cada emoción y cada situación del día a día, ya haya sido prevista o no.

Pero ¿qué sucede cuando nos presentamos ante una situación desconocida? ¿Qué podemos hacer cuando nuestro hijo o nuestra hija se siente asustado por un acontecimiento que le atemoriza o le produce rechazo o negación?

¿Es necesario evitar estas situaciones y mentirles?, o por el contrario ¿debemos plantarle cara al miedo y aprender a adquirir estrategias para reaccionar ante él?IMG_8693Hoy os lo cuento en este post en colaboración con el Blog de Tutete, donde os hablo de los miedos, de qué hacer cuando aparecen, de por qué existen en nuestras vidas y de cómo sobrellevarlos acompañando en este proceso del desarrollo tan importante a nuestros niños.

 Y tu hija o tu hijo, ¿siente miedo ante lo desconocido? ¿Disfruta probando nuevas experiencias? ¿Le calma saber lo que va a suceder en cada momento? ¿Os funciona bien la anticipación?

Os espero en los comentarios con vuestras experiencias relacionadas con el miedo y los peques.

Favorecer la Inteligencia Emocional jugando

Si hay un tema al que doy especial importancia y valor en este espacio, es al desarrollo emocional.
Poco a poco se va poniendo más foco sobre ello y se van teniendo más en cuenta las emociones a la hora de criar, educar y transmitir valores a nuestros peques, esperando que en un futuro próximo la educación emocional sea una materia más que impartir y ofrecer en escuelas y colegios desde la primera infancia hasta la edad adulta.

El ser humano se mueve por sus emociones, por lo que siente, lo que va descubriendo y percibiendo de cada entorno, acción, persona…
Por todo ello, si comenzamos a trabajar las emociones desde que un bebé nace (o incluso antes), podremos ir sembrando un aprendizaje de valor para el resto de su vida.

Una de las herramientas que mejor funcionan, y que más les gustan a los peques, son los materiales y juegos que están diseñados para potenciar y trabajar las emociones, verbalizarlas, identificarlas y tratarlas.

Hoy me gustaría mostraros dos de estos materiales que estamos empleando y funcionan realmente bien.

EMÖTIÖ

Es un juego de mesa, creado por la psicóloga Marta Miguel y diseñado por Judith Ballester.
Es un material pensado para potenciar la inteligencia emocional a través de la diversión, del juego en grupo y la comunicación.IMG_0180Se trata de un juego formado por 40 cartas con 40 emociones/sentimientos y preguntas de reflexión.
Las cartas están divididas por colores según la categoría de cada una. Y cada una de ellas tiene una puntuación. Seguir leyendo

¿Calidad o cantidad?

Desde hace tiempo se ha abierto el debate entre estos dos conceptos: la calidad y la cantidad de tiempo que pasamos con nuestros hijos.

Resulta que hasta hace unos años, yo tenía unos argumentos diferentes a los que tengo ahora. Según pasa el tiempo observo que no todo es blanco o negro y que varía mucho de la rutina de cada familia, de las necesidades de cada uno y de cómo se organice y estructure cada núcleo familiar. Y por ello, quiero exponer mis argumentos por si pueden ayudaros y aportaros nuevas ideas.IMG_8693Cuando una familia me pide ayuda y recurre a mi para recibir respuesta a algún problema o terapia, escucho y acompaño sus necesidades, que no serán las mismas que las de ninguna otra familia y, por lo tanto, se resolverán de manera individual y única. Seguir leyendo