Respuesta al llanto

Hoy quiero hablaros sobre algo que se plantea en mi día a día, tanto a nivel profesional como personal.
Hay varias corrientes que hablan sobre cómo hacer que el niño deje de llorar y se calme solo, y explican que la mejor solución es ir dejando al niño cada día períodos de tiempo más largos cuando llore, es decir, si le dejamos en la cuna y llora, esperar el primer día unos minutos y luego ya acudir a su llamada e ir dejando cada vez más tiempo paulatinamente hasta que acabe calmándose un día por sí mismo.
Otras líneas van por el lado más extremista y hablan de dejar al niño llorar hasta que se calme por sí mismo sin acudir a su llamada, ya que esto hará que deje de llorar a los pocos días porque no recibe respuesta alguna al llanto.
Por último, comentar que hay otra vertiente que explica que el llanto del niño debe ser atendido cada vez que existe, ya que es su forma de comunicarse con el entorno y los niños no lloran porque sí, sino como llamada al adulto, para recibir cariño, contacto, alimento o calma.
Los niños no nacen teniendo las herramientas adecuadas para ser autosuficientes y necesitan de sus padres para calmarse, aprender a dormir, comer, sentir calor, sentirse limpios, etc.
IMG_6504.PNG
La primera corriente que os he comentado, es intermedia a mi manera de entender, ya que no consiste en no atender al llanto sino en ir dejando que el niño vaya aprendiendo a calmarse solo. En mi opinión no es la manera de hacerlo, ya que el peque deja de llorar porque no le atienden y se cansa, porque es pequeño y acaba durmiéndose a falta de atención.
El segundo método me parece inadecuado en todos los casos, ya que dejar llorar a un bebé para que aprenda desde que nace a no llorar, resulta egoísta por parte del adulto. Simplemente para que el pequeño no moleste, le dejamos berrear unos días y cuando sienta que su llanto no va a ser atendido bajo ninguna circunstancia, dejará de hacerlo. Pero es lógico, ¿quién seguiría llamando a alguien de mil formas si jamás es atendido? Imaginaros estar llamando a vuestra pareja: “Juan, Juan, cariño, Juan, ¡oye!, ¡Juaaaaaannnn!, ¡Juanitooooooo! ¿Me oyeeeesss? …” Si os pasa esto tres días seguidos o mucho menos tiempo, lógicamente pensaréis que estáis perdiendo el tiempo llamando a vuestra pareja, porque de ninguna manera os hace caso y parece que ni os escucha.
Lo mismo le sucede a los niños. Su herramienta primaria de comunicación es el llanto. Si no atendemos a las señales previas a éste ni al llanto en sí, deja de realizarlo porque no es útil ni funcional para comunicarse con su entorno.
Después de tantas teorías, cada uno debe escoger la suya propia y defenderla si está seguro de la decisión que toma.
img_6503
Lo que yo tengo claro es que la última teoría es la que yo escojo con los niños con los que realizo terapia y con mis propios hijos, ya que el llanto para mi es su modo de expresarme que algo no va bien, que no están cómodos, que tienen sueño, hambre o se sienten sucios o simplemente que necesitan cariño y estar en brazos.
Hay gente que denomina a esto consentir al niño, no ponerle límites y seguir las reglas que él decide. Yo, por el contrario, creo que es esencial atender a las demandas del bebé para que poco a poco sienta seguridad y confianza en sus padres y se vaya él solo separando de ellos sin imponerle ser maduro desde que nace.
Ningún mamífero deja llorar a sus crías para ver si así maduran antes y se hacen autónomas e independientes y dejan de molestar con el llanto lo antes posible.
Creo que como profesional yo escogí esta carrera y esta práctica y eso incluía sonrisas por parte de los niños y llantos que hay que atender. Sino podría haber escogido otra profesión.
Lo mismo me sucede pensando en la maternidad. Si pensé en ser madre y ahora lo soy, sabía que tendría que atender a mis hijos a cualquier hora y en cualquier circunstancia, y sería muy egoísta pensar que el sacrificio debe hacerlo el bebé en lugar del padre, porque yo no esté dispuesta a estar con el bebé a todas horas.
Es decir, para que yo no aprenda a calmar el llanto del bebé y no me moleste, debe molestarse el bebé y aprender él solito a calmarse con tan solo días. Muy lógico a mi no me parece y ¿vosotros que pensáis?

6 comentarios en “Respuesta al llanto

  1. La mama dramas dijo:

    No sé si podrás ayudarme: mi bebé tiene ya casi 6 meses, la verdad es que nunca la hemos dejado llorar, siempre acudimos a sus llamadas. Pero ahora no sé que hacer, es muy mala para dormir, la cuesta mucho, siempre tiene que dormirse en brazos para que no haya ningún llanto, e incluso en brazos llora; es un drama cada noche e incluso las siestas que se hecha durante el día. Y es que cada vez duerme peor, antes se dormia sola, o en brazos pero sin llanto.
    No la dejamos llorar nunca, pero es agotador y la verdad es que no sabemos que hacer, si dejarla una noche llorando hasta que se duerma sola o que… Aunque tampoco somos capaces dedejarla llorar.
    No sé si tienes alguna idea que pueda ayudar, gracias de todas formas!!

    Le gusta a 1 persona

    • Atención Temprana y Estimulación dijo:

      Hola! Esto es totalmente normal, ya que hacia los 4-6 meses comienzan a interactuar más con el entorno, a tener más interés y a conocer a quienes le rodean; también empiezan a salir los dientes, a voltear y otros aspectos que hacen que su situación cambie.
      Lo primero, descartar algo médico como otitis, salida de dientes, cólicos y otras molestias que puedan estar causando este llanto.
      Segundo, crear un hábito para conciliar el sueño, sea la hora que sea. Por ejemplo, poner música relajada, apagar la luz, cantarle una canción, darle un dou-dou… lo que sea que soláis hacer.
      Tratar de mantener la calma y no ir predispuestos a fracasar.
      Intercambiarnos con alguien si es que perdemos la paciencia, ya que para la niña es importante sentir calma y tranquilidad. Y no tenemos por qué ser pacientes siempre. Es lógico que a veces estemos más nerviosos o cansados.
      Aún así os recomiendo que sigáis vuestro instinto y si no os gusta dejarle llorar, no lo hagáis.
      Es más cansado pero seguro que la peque lo agradece mucho.
      Poco a poco siguiendo estas indicaciones debería ir mejorando y calmándose, porque los niños tienen etapas de cambios, desajustes y ajustes dentro de cada ritmo, tanto del sueño como de la alimentación u otros aspectos.
      Espero haberte ayudado.
      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Vero dijo:

    Bravo por tus palabras. A mi esos niños llorando desconsolados me producen una tremenda compasión …. atender a los niños cuando nos necesitan es cansado, claro que lo es, a veces agotador, pero dejar de hacerlo para buscar nuestra comodidad además de ser egoísta, en mi opinión resulta cruel y peligroso. Para quien se cuestione hacer algo así, que consulte la opinción de Psicólogos como Rosa Jové, especialistas en transtornos del sueño y otros transtornos de la edad adulta. Todo pasa, son meses duros con muchos momentos maravillosos que lo compensan todo. Todos queremos cariño y cuidados, en los niños es la base de todos. Ni se malcrían ni se acostumbran mal. Los brazos y el cariño es una buena costumbre y un derecho que todo niño debería poder tener

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s