JUEGOS CON NUESTRO BEBÉ DE LOS DOS A LOS TRES MESES

Nuestro bebé cada día está más despierto y activo y. siente más interés por su entorno y las personas que le rodean.
Empieza a experimentar con sus sentidos. Le gusta tocar, chupar o explorar con su gusto, oír, hacer sonidos, etc.
Podemos potenciar estas habilidades y estimularlas con estos juegos:
– Tumbado en decúbito supino enseñarle objetos por los laterales y que los mire. Cada vez llevará más sus manos a ellos aunque no los cogerá aún.
 Podemos empezar a enseñarle objetos en la línea media, frente a él, ya que empieza a llevar más sus manos al centro. Hasta ahora nuestro bebé sólo tenía sus manos en los lados.
–  A veces cogerá o tocará el sonajero indirectamente.
– Tumbarle en decúbito supino y agarrar sus manitas y elevarle de la superficie, haciendo que sujete su cabeza al incorporarle cada día más. Enseguida ayudarle a caer y no dejar que se quede sentado.
 
– Tumbarle en decúbito prono y buscar que eleve su cabeza hablándole, enseñándole un sonajero, empezando siempre por los laterales, primero por uno y luego por otro. Los bebés tienden a llevar la cabeza siempre a un lado hasta que un día la colocan ya recta. Por eso es más fácil que juguemos con él primero por los lados hasta que lo haga muy bien y ya lo hagamos al frente o en el centro. Aquí buscamos potenciar su mirada y atención.
– Al ponerle en decúbito prono, tienden a dejar los brazos pegados al tronco, podemos acariciárselos para que él solo los suba y los ponga al lado de sus mofletes. No debemos subírselos nosotros, sino que él solo trate de sacarlos.
– Potenciar que eleve su cabeza y la sostenga cada vez más, cogiéndole en brazos en vertical unos segundos, es decir de este modo, sólo un ratito y sosteniendo cada vez menos nosotros su cabeza.
 
– Cogerle en brazos de este modo para potenciar cambios posturales. Los bebés encuentran mucha satisfacción con esta postura cuando tienen gases. Se puede realizar desde el nacimiento.
 
– Repetirle sílabas redobladas, cantar las mismas canciones, hacer ajos, gorgoritos, etc. Para que vaya escuchándolos más.
– A los dos meses y medio o tres meses empezará a reír a carcajadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s