Juegos y actividades para estimular las habilidades del bebé de 1 a 2 meses

Al nacer nuestro primer hijo somos primerizos en todo. Nos invaden las dudas, los miedos y los consejos y recomendaciones por parte de todos.
Lo primero que debemos hacer es encontrar tranquilidad en nuestra casa, adaptarnos poco a poco el uno al otro, a nuestra pareja, a nuestra nueva familia de tres.
Son muchos los papás que una vez encontrada esta calma y cierta estabilidad, no saben qué hacer con sus bebés. Encuentran que sólo duermen, lloran y comen, y que en los momentos de mayor atención de nuestro bebé, nadie explica muy bien qué hacer, cómo jugar o qué potenciar a esta corta edad.
Son muchas las áreas en las que podemos trabajar y potenciar ciertas habilidades que el bebé es capaz de desarrollar antes si obtiene el estímulo adecuado.

Los juegos que más recomendaría de un mes a dos meses de edad son:

–  Mantener al bebé la mayor parte del día tumbado, en las cuatro posturas posibles: decúbito supino (boca arriba), decúbito prono (boca abajo), decúbito lateral izquierdo (del lado izquierdo), decúbito lateral derecho (del lado derecho). 
Como ya he comentado en otros posts es necesario realizar estos cambios posturales cada día varias veces. La cabeza de nuestro bebé no está del todo formada. Los huesos del cráneo no están cerrados totalmente y siguen en desarrollo. El casco ortopédico se coloca en muchos niños por no llevar a cabo esta actividad.
– Tumbado en decúbito supino, colocar al bebé recto, con la cabeza mirando al frente y hacer sonar un sonajero sin que lo vea en el lado derecho, hasta que gire su cabeza hacia donde viene el sonido. Lo mismo en el lado izquierdo. Es importante que no vea el sonajero, porque queremos potenciar su oído, no su vista.
– Podemos flexionar las piernas del bebé tumbado en decúbito supino para que expulse mejor los gases.

– Hacer seguimientos visuales haciendo que nos mire a nosotros a unos 30 centímetros de él. Primero en silencio, que nos mire sin hablarle, y luego hablándole o cantándole.
 Hacer seguimientos visuales con objetos, observando que cada vez los sigue mejor desde el frente a un lado, y al otro.
– Potenciar vocalizaciones, hablándole al estar con él, repitiéndole sílabas redobladas (ma, ma, ma, ma;  pa, pa, pa, pa; ta, ta, ta…). Éstas tres serán las primeras que diga nuestro bebé cuando emita sílabas redobladas mucho más adelante.
– Realizar balbuceos, ajos, gorgoritos.
–  Sacarle la lengua y buscar que la saque también.
– Sonreír y buscar que sonría.
– Tumbarle boca abajo todos los días periodos de 5-10 minutos unas cuatro veces al día, para que vaya acostumbrándose desde muy pequeño, ya que es una postura que no les suele gustar nada, y es muy importante potenciarla, para prevenir que el bebé tenga su cabeza aplanada.
 
Para estos juegos usaremos la manta de actividades y los sonajeros que comenté hace unos días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s