Qué hacer cuando los niños muerden y/o pegan

Hoy te cuento en el Club de Malasmadres cuáles son los principales motivos por los que un niño pega o muerde, qué hacer ante tal conducta y cómo prevenirlo.

Hoy vengo a hablaros de ese momento tan temido, ese momentazo donde te enfadas con tu hijo, le niegas algo o le pones límites y, de repente, te pega un bocado o te da un manotazo; así, sin comerlo ni beberlo. Y empiezas a preguntarte qué ha pasado para llegar a este punto, dónde está tu bebé que hace dos días se movía a tu antojo y no sabía decir “no”.

Y de la mano aparece el sentimiento de culpa. Y te planteas si tu hijo te ha mordido porque va a la guardería o si es porque pasa mucho tiempo contigo y, las dudas te invaden y te hacen cuestionarte a ti misma.

Por eso hoy vengo a desmontar todo esto, a daros otra visión de estas conductas, para que comprendáis que es un proceso natural del niño, que aparece con mayor frecuencia de lo que creemos y que no viene asociado a “niños malos”, como siempre se nos ha hecho creer.

Tenemos que partir de la base de que nuestro bebé está madurando y, por lo tanto, empieza a ser un ser independiente y que gana autonomía y quiere explorarlo todo. Esto sucede a partir del año y pico y se prolonga en el tiempo dependiendo del niño, la familia y su entorno.

Esto es importante para que entendáis que los niños que pegan o muerden desde el año hasta los tres o incluso los cuatro años, no lo hacen con la intención de agredir físicamente ni de hacer daño sino con otras intenciones que os explico más adelante.

Para que comprendáis bien estas conductas, lo primero es saber los motivos por los que nuestro hijo está pegando o mordiendo.

En esto es en lo único en lo que yo encuentro diferencia respecto a las dos conductas, ya que morder y pegar van muy de la mano, aunque es bueno diferenciarlos a la hora de explicar las posibles causas que llevan a tu hijo a hacerlo.

Un niño muerde:

1. Porque quizás solamente tenga hambre.

2. Puede estar saliéndole algún diente y esto le hace llevarse cualquier cosa a la boca y tener la necesidad de morder y frotar sus encías con cualquier cosa.

3. Imita la conducta en otros niños.

4. Siente frustración por: no poder hacer algo, por no saber pedir ayuda, por no recibir la atención que en ese momento necesita, por no tener lenguaje para expresarse y decir lo que quiere con palabras y entonces recurre a lo más primario, a morder, como cualquier otro mamífero.

5. Llama la atención de la manera que puede, por celos, por ejemplo.

Un niño pega:

1. Porque imita a otros sin saber que es algo malo.

2. Siente frustración, incomprensión…

3. Quiere llamar nuestra atención.

Si aquí sigues leyendo porque te sientes identificado con lo que cuento, estarás preguntándote y “¿entonces qué hago para prevenirlo?”.

Pues si tu hijo es de los que ni muerde ni pega, ¡Enhorabuena!, pero te aconsejo que tengas claras ciertas herramientas para prevenir que lo haga, ya que como ves en las causas de por qué lo hacen, es bastante común que un niño se sienta de alguna de esas maneras a lo largo de su infancia.

¿Cómo puedes prevenirlo?:

1.Intentando anticiparte a aquellas cosas que le hacen morder o pegar. Como ya sabemos que no podemos controlar el mundo (ni lo pretendemos), intentaremos controlar lo que esté a nuestro alcance. Si crees que si le dices “no” a algo te responderá pegando o mordiendo, agáchate a su nivel y cogiéndole de las manos suavemente le dices que eso no está bien. Al tenerle contenido con tus manos, ya previenes que te pegue y puedes sujetarle para que no muerda.

2. Dando mensajes claros y directos, sin dar vueltas ni muchas explicaciones. El lenguaje es uno de los principales motivos por los que los niños se frustran y tienden a agredir. No saben cómo expresar enfado, rabia, nervios o descontrol y su manera más primitiva o primaria es mordiendo o pegando. Por lo tanto, demos palabras a lo que sienten antes de que peguen. Puedes decir en voz alta: “Sé que estás enfadado; que quieres esto y no te lo doy; ¿necesitas ayuda?”, lo que creemos que diríamos nosotros en esa situación si estuviéramos en la piel del buenhijo. Esto previene que llegue al límite de pegar.

3. Si prometemos cumplimos, es esencial, aquí nuestra palabra no puede fallar; porque si no perdemos credibilidad y el ansia y la frustración aparecen.

4. Acompaña en el enfado al buenhijo, no le amenaces con irte, con comportarte peor que él, en definitiva. No puedes enseñar a que respeten sin respetar, a no pegar pegando o a morder mordiendo. Cuántos adultos he visto que dicen “No pegues” a la vez que dan un cachetazo al niño en la mano o en el culo. Muy buen mensaje no es, y además poco claro para el niño. Recordemos que son imitadores natos y lo copian todo, y parece que lo malo antes que lo bueno.

Ahora puede que estés realizándote una pregunta: “Y si mi buenhijo ya pega o muerde, ¿qué hago?”. Pues sobre todo, aunque suene a tópico y a imposible, tratar de sacar paciencia de donde no la haya y aplicar estas estrategias, que con constancia y repetición nos serán muy útiles para enfrentarnos a un proceso madurativo habitual, pero que queremos que cese y no vaya más allá.

¿Qué hacer si ya lo hace?

1. ¡Reaccionar! parece una estupidez, pero reaccionar es esencial. Hay mucha gente que se queda impasible y cuando quiere darse cuenta sí que tiene un verdadero problema. Así que aunque no sepas qué hacer, toma las riendas de la situación y di “no” de forma seria, firme y calmada, que no te sienta débil, que ya sabemos que los hijos nos toman la medida rápido y aunque no lo hace con maldad, no puede ver que pegar o morder le hace conseguir lo que quiere.

2. Empatiza con tu hijo y piensa por qué acaba de hacer esto. Tenga o no razón, no cambiará nuestra reacción, ya que pegar o morder no está contemplado bajo ninguna excepción o motivo, pero sí que hay que pensar que los motivos son importantes para comprender a nuestro hijo.

No es lo mismo que pegue porque un niño le ha quitado su juguete, que lo haga porque él se lo ha quitado al niño. Nuestra reacción debe darle estrategias para no repetir la conducta. Si el peque ha quitado algo a otro niño, le explicaremos que no es su juguete y que tiene que devolverlo, como a él le gustaría que hicieran. Si el juguete es suyo y se lo han quitado, le explicaremos cómo puede pedírselo al niño sin pegar, con palabras, que entendemos que esté enfadado, pero no pegando o mordiendo.

3. No hagas lo que no te gustaría que repitiera. No le pegues, no le grites, no hagas cosas que no son un modelo para tu hijo. Además piensa que no lo hace por molestarte o hacerte desesperar, sino por lo antes explicado. Si consigues verlo así, tienes mucho ganado.

4. Bájate a su nivel y mirándole a los ojos dile claramente “no” y explícale de una forma sencilla que no se pega o muerde. Insistir es esencial y como ellos no tienen conciencia de tiempo tienen mucha más paciencia que nosotros, así que ánimo, piensa que en unos meses habrá pasado.

5. Si pega o muerde en otro espacio, no es tu responsabilidad. Si la abuela, la profe o el tío te cuentan que ha pegado estando con ellos, dales este post y a seguir. No es responsabilidad tuya volver al tema cuando ya ha pasado. No regañes al peque por algo que ni has visto y que pasó hace tiempo, porque estarás hablándole en chino. Los niños (1-3 años) comprenden causa-efecto de forma inmediata, no comprenden que estés enfadado por algo que pasó hace horas, no saben relacionarlo.

Y si todo esto no funciona o no te ves con fuerzas, lo mejor es que dejes a tu hijo un rato con alguien que se encuentre con más fuerzas o paciencia que tú, o simplemente retírate o trata de mantener tu atención en otra cosa. No te hagas responsable de tal conducta. Y, sobre todo, ten en cuenta que les sucede a muchos niños, vayan o no a la guardería, tengan o no hermanos, etc.

Estas conductas son fruto de los cambios madurativos de los niños, que tienen que adaptarse rápidamente a todo lo que van conociendo y aprendiendo, y hacerse mayor cuesta, pero todo pasa, piensa sólo en eso, ¡es tu única esperanza!

Puedes compartir tu experiencia con todos y yo misma contestaré a tus dudas o propuestas.

25 comentarios en “Qué hacer cuando los niños muerden y/o pegan

  1. charo dijo:

    Hola tengo una niña De 18 meses y pega un montón haneces porq quiere lo del otro niño pero otraz veces es jugando también y de repente pega sin motivo

    Me gusta

  2. Laura dijo:

    Tengo una niña que muerde y pega, normalmente se acerca como si te fuera a dar un beso y te muerde…cuando haces algo que no le viene bien (cogerla para que cambiarle el pañal cuando esta jugando te pega. Últimamente se esta aficionando a tirar de el pelo…

    Me gusta

    • Atención Temprana y Estimulación dijo:

      Como ya lo sabes Laura, anticípate, no dejes que tu cara esté cerca de la suya cuando vayas a hacer algo que no le guste como cambiarle el pañal, para que no pueda morderte ni tirarte del pelo. Y puedes verbalizar en tono suave y calmado:”ya se que no te gusta que te cambie el pañal pero en seguida terminamos y jugamos”, “a mamá no le gusta que le tiren del pelo, mamá nunca te tira del pelo”. Cosas de este tipo ayudan. Si ve que saltas o te pones nerviosa, habrá conseguido la atención deseada y verá que eso funciona para sacarte de tus casillas o no cambiarse el pañal, etc. Gracias y espero haberte ayudado

      Me gusta

    • Laura dijo:

      También puede ser buena idea anticiparle a tu hija lo que viene. Por ejemplo, cuando esté jugando y tengas que cambiarle, le avisas con una frase tipo “dentro de cinco minutos te cambiaré el pañal y después volveremos a jugar”.

      Le gusta a 1 persona

    • Rosa dijo:

      Tengo un hijo con 21 meses y ultimamente se está comportando muy mal en la guarde. ..muerde a otros niños ( casi siempre a los mismos, como dato curioso preocupante ) y hoy me comenta su profesosora que se enfadó y mordia las paredes… Esto es normal? Por que tiene este comportamiento? Me estoy empezando a preocupar mucho , duerme fatal desde entonces ( no para de moverse en la cama y cualquier día se caerá) y la comedida vídeo mediodia la esta haciendo fatal
      Que le puede estar pasando? Es la rebeldía de los dos años o tiene otros motivos. Gracias por ayudarme ♥

      Me gusta

      • Atención Temprana y Estimulación dijo:

        Hola Rosa, creo que he respondido ya a tu comentario en el club de malasmadres, sino dímelo y te escribo de nuevo:
        “Hola, respecto a mi forma de ver la educación no comparto la tabla de premio-castigo, ya que creo que frustran mucho al niño. Yo no trabajaría con gomets ya que no está dando resultado, también siempre digo que lo que pase fuera de tu vista se queda donde haya pasado. No le regañes por lo de la guardería si ya ha pasado hace un rato y ni estabas presente. Y si ya está calmado no le recuerdes lo que te molestó, ya que vuelve a hacerle entrar en bucle de enfado y a recordarle el hecho de morder.
        El niño no muerde por fastidiar, lo está haciendo por llamar la atención o porque no sabe comunicarse con palabras o porque algo que no le gusta está pasando en la guarde y encima no está recibiendo más que regaños de la profe y su mami. Necesita comprensión y que le premiéis más por lo bueno que estar tan atentos de lo malo. Si hay con un niño en concreto que se lleva peor o tiende más a morderle, pues que no les junten o si les juntan que busquen la manera de que realicen algo que les encante juntos y le feliciten por ello, le hagan una corona con cartón porque se ha portado genial, le canten una canción… El premio funciona mucho mejor que el castigo.
        Espero haberte ayudado, Un abrazo”

        Me gusta

  3. Doris dijo:

    Tengo mi hijo de cuatro años con sindrome de dawm y.a pesar de que sean muy dulces a veces le da por jalarme el cabello y mas aun cuando esta dormido. Aun no me comprende muchas cosas como el “no hagas”, y a veces no puedo controlar la situacion…

    Le gusta a 1 persona

    • alejandramelus86 dijo:

      Hola Doris. Gracias por escribir. Al tener un peque con síndrome de Down debes aplicar las mismas pautas pero paso por paso, despacio, con lenguaje sencillo e intentando ajustarte al nivel de tu hijo. Si quieres puedes escribirme por privado y vemos qué pautas son las adecuadas en tu caso. Un abrazo!

      Me gusta

  4. lety dijo:

    Hola, mi hija de 19 meses es muy nerviosa, y tiende a tener rabietas cuando no consigue lo que quiere. Cuando la cojo en brazos,sobretodo para entrarla en casa ( porque le cuesta entrar) o para llevarla a dormir, me suele pegar. Solo lo hace conmigo, con mi marido pocas veces y con mis padres nunca. No lo entiendo, con todo el cariño que le doy…cuando hace algo mal, le digo que eso no se hace, pero sin gritarle ni nada, y lo hace más todavía…yo alucino, y es cuando al final la tengo que coger y me pega.
    Desesperación…

    Le gusta a 1 persona

    • Atención Temprana y Estimulación dijo:

      Hola Lety. Con lo que me comentas, suele ser en situaciones concretas y que puedes predecir, ya que siempre son las mismas. Por lo tanto, anticípate a ella, trata de entretenerla con otras cosas cuando lleguen esos momentos de rabieta que cuentas. Por ejemplo, antes de entrar en casa dale su juguete o cuéntale que vais a jugar en casa con lo que mas le guste, o que vais a hacer algo que le llame la atención, entreteniendola y por supuesto, si le prometes algo, luego cúmplelo y dáselo.
      Como tu dices, suele suceder con quien más tiempo le dedica o más confianza tienen, pero es lógico, los adultos también nos comportamos así. También seguramente lo mejor te lo de a ti, sus mejores ratos y cariños.
      Por lo tanto, trata de anticiparte, si ves que cogiéndola te pega, hazla que ande o vaya en el carro para entrar en casa, evita las situaciones repetitivas donde siempre sucede lo mismo y sobre todo estate tranquila porque ya vas condicionada a lo que pasa y eso también altera y fomenta esta situación.
      Espero haberte ayudado. Un abrazo y gracias!

      Me gusta

  5. Marian dijo:

    Hola tengo un alumno s. De Down de 4 años pega unos empujones tremendos a sus compañeros y tira del pelo arrastrandoles varios pasos. Estoy muy preocupada.
    Ya he probado a mirarle muy seriamente a los ojos y decirle que eso no se hace. También a sentarle un rato castigado enseñandole un dibujo donde se ve la situación tachada y diciéndole no se hace. También he enseñado a mis alumnos a enfrentarse a él gestualmente diciéndole muy enfadado “no” ” para” “no me gusta” ” no me lo vuelvas a hacer”.
    Esto último fue lo que mejor resultado dió pero ahora de nuevo lo está haciendo más a menudo y más fuerte.

    Le gusta a 1 persona

    • Atención Temprana y Estimulación dijo:

      Hola Marian. Es complicado sin ver el caso in situ decirte qué opciones puedes contemplar… Ante todo explicarte que dependiendo de su comprensión y expresión del lenguaje, puedes hacer unas cosas u otras. Yo contemplaría usar pictos, signos o algún elemento que complemente al lenguaje hablado y enseñárselo a la clase en general para poder hacer una intervención eficaz. Jamás castigar; no es efectivo ni emocionalmente sano para el peque, debemos buscar herramientas más complejas y maduras.
      También dar herramientas y poner en la piel del otro al resto del grupo es esencial, haciéndoles entender que el peque no es malo ni quiere hacer daño, sino que no tiene herramientas para expresar enfado o lo que desea y emplea el contacto físico. Si quieres escríbeme en la sección de contacto rellenando el formulario, con el caso mejor explicado y vemos si podemos dar más opciones. Un abrazo

      Me gusta

  6. Montse dijo:

    Antes de nada darte las gracias por todos tus consejos, q en esta etapa de madre tanto me han ayudado. Mi hijo tiene 17 meses y lleva ya unos meses q lo que hace es arañarnos cuando se enfada o cuando no le dejamos hacer algo, hasta ahi creo puedo aplicar todos los consejos que nos has facilitado sobre pegar, no?.
    Ademas cuando quiere algo y no se lo doy o cuando quiere que lo coja y tardo unos minutos en hacerlo, se dedica a darse cabezazos en la pared fuertes, hasta el punto de llorar por el daño que se hace. Me preocupa porque cuanto mas le digo que eso no lo haga que se va hacer pupa mas lo hace. No se como manejar esa situacion, ojala puedas ayudarme.
    Muchas gracias!! Feliz noche a todas!!

    Le gusta a 1 persona

    • Atención Temprana y Estimulación dijo:

      Hola! Gracias Montse. Para el tema de arañar sirve lo mismo que para pegar. Y respecto a los cabezazos, lo importante es protegerle, sin dejar que se golpee, es decir, poner un cojín o tu mano, pero no decirle nada. No le daremos importancia pero sí protegeremos. Para cuidar que no se haga daño y que vea que tampoco llama nuestra atención. Espero que te ayude. Un fuerte abrazo

      Me gusta

  7. Carmen dijo:

    Hola buenos días

    Buscando consejos sobre este tema, me ha salido vuerro bloc que me resulta muy interesante, OS expongo mi caso.

    Mi hijo empezó la guaede en septiembre de 2016, todo empezó fenomel, ya rozando el tercee trimestre apenas ha habido un sólo día en el que no me comenten que ha mordido sin motivo aparente a un compañero, todos los días que le recojo me comentan al menos un mordisco, al principio lo justificaba con algún motivo habrá pero según me dice el profe no hay ninguno aparente esta jugando se levanta y mordisco.
    En casa y nuestra vida fuera de las clases es un niño tranquilo en ese sentido jamas le he visto un gesto agresivo.
    Estoy desesperada con el tema..
    Si alguien me puede echar un cable estaría agradecida .

    Un saludiot

    Me gusta

    • Atención Temprana y Estimulación dijo:

      Buenas tardes. Como puede ver en el post, desde casa solo podemos apoyar las opciones del aula y proponer más atención hacia El Niño, más constancia y observación, ya que nosotros no estamos dentro del aula.
      Es importante que traslademos tranquilidad al niño y no estemos presionándole con este mismo tema todos los días. A veces lo hacen para ver la respuesta del otro, otras por imitación, otras por repetición y otras sin un fin aparente.
      Quizás este tiempo de vacaciones y cambio de rutina le haga olvidar su predisposición a esta conducta. Aunque lo más importante es no insistir y no estar siempre recordándole el tema.
      A veces los niños tienen miedos, inseguridades, temores que muestran de este modo y hay que estar pendientes y ser su sostén. Un abrazo.

      Me gusta

  8. Martina PF dijo:

    Hola! Tengo un hijo de 18 meses que desde que tenía 16 me muerde… Solo lo hace conmigo, ni a papa, ni a los abuelos o tíos, ni a otros niños, SOLO a mi… Lo hace cuando esta muy emocionado o contento, quiere darme un beso pero al final le entra tanto nervio que termina dandome un mordisco dejando moratón y dientes marcados… No controla la situación y cuando le regaño con un NO firme me responde pegando… Siento que la situación se me va de las manos, no se cómo gestionar la emoción que siente mi hijo… Intento despistarlo en el momento que va a suceder dandole un beso yo primero, un abrazo… Con algún juguete, pero tampoco quiero que piense que lo evito cuando intenta mostrarme su amor aunque no sea de la forma más adecuada! Que puedo hacer??

    Me gusta

    • Atención Temprana y Estimulación dijo:

      Hola! Lo que comentas es algo más habitual de lo que imaginas. No sabe controlar bien la emoción tan fuerte que siente y se desfoga así. Es importante que te anticipes y cuando sepas que puede pasar, evitar el contacto de su boca contigo. Puedes acompañarte de la palabra: “recuerda que a mamá no le gusta que le muerdan”, “cuando estamos muy contentos podemos abrazar, no morder”, “no me gusta que me muerdas”. Y jamás reírnos o dejar que pase. Es importante que con un tono firme y serio le digas no. No hace falta enfadarse ni gritar. Con estos consejos suele remitir. Paciencia y constancia. Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s