Autonomía personal y verano

Llega el verano y nos encontramos ante una época perfecta para dedicarle tiempo a aspectos que en otros momentos del año implican mucha dedicación y paciencia por nuestro lado.

La autonomía personal es un aspecto esencial a desarrollar a lo largo de nuestras vidas. Es por esto que debemos implicarnos en su desarrollo desde que nuestros hijos e hijas son pequeños, potenciando su independencia.

Pero ¿sabes cuántos aspectos favorece el hecho de ser autónomo? ¿Sabías que tú autoestima también depende de lo autónomo que seas?

En este nuevo post en colaboración con Tutete, te cuento qué aspectos potenciar en autonomía según la edad de tu hija o hijo, respetando sus ritmos de desarrollo y favoreciendo así que desarrolle todo su potencial intrínseco.

Te espero en el post con tus comentarios!

Y tú, ¿cómo potencias la autonomía? ¿qué aspectos son más importantes para ti?

Las regresiones en tiempos de coronavirus

Después de tantos días de confinamiento, pueden aparecer conductas o regresiones en las diferentes áreas de desarrollo del niño o la niña, debido a esta situación excepcional que estamos viviendo.

¿Qué es una regresión?

Es un mecanismo de defensa del cerebro consistente en la vuelta a un nivel anterior del desarrollo. Es decir, ante una situación inesperada, extrema o de descontrol, el cerebro vuelve un paso hacia atrás para tomar impulso y poder así continuar avanzando, de tal manera que afianza cada paso.ezy-watermark_19-05-2020_12-29-50a.u00a0m.Si quieres saber cuáles son las principales regresiones y cómo podemos dar respuesta a ellas, acompañándolas de manera segura, tranquila y afectuosa, te dejo este post que he escrito para Tutete, donde te hablo sobre todo ello.

–> Te interesa si te preocupan estos temas: aumento de rabietas en estos días, falta de control de esfínteres, alteración en la comida o el sueño u olvido de hitos ya adquiridos, entre otros temas.

Tienes el link aquí. 

La maduración del niño, clave en su desarrollo

Estamos muy acostumbrados a escuchar que los niños pueden hacer todo lo que se propongan en el momento en el que se les proponga. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto? Realmente, ¿puede un niño aprender a controlar sus esfínteres cuando no está maduro para ello? ¿Puede aprender a escribir a los 4 años? ¿Es positivo adelantar todos estos procesos? Y entonces, ¿por qué no enseñarles aún antes de los 4 años a leer y antes de los 2 años a quitarse el pañal si son capaces de hacerlo bajo entrenamiento

Este tema es realmente polémico y tras leer mucho e investigar qué hay de cierto en todo esto, puedo concluir que todo depende del desarrollo madurativo del niño, de su cerebro, su madurez muscular y emocional y no de la actitud o la decisión del niño, o de su antojo, sino que todo es un proceso que debemos llevar a cabo poco a poco y al ritmo del niño.De esto os hablo en mi nueva colaboración con Tutete, donde explico de qué depende esta madurez y por qué debemos respetar el ritmo de cada niño. 

No os perdáis este post que muchos deberían leer para poder comprender los tiempos de cada niño.

¡Feliz jueves! ¡Y os espero en los comentarios con vuestras experiencias!