¿Jugamos en el baño? Puzle Isla del tesoro de Dideco

Hace tiempo que quería hablaros de algún juguete de baño, ya que ese momento del día es único y nos ofrece muchas posibilidades que no podemos desarrollar en otro momento no en otro espacio.
Hay familias que emplean el momento del baño para relajar a sus peques y disfrutar de un momento de calidad con ellos como os hablaba en este post, donde la tranquilidad prima y el niño se relaja tras la cena o antes de ella, y así logra encontrar el sueño más fácilmente.
En cambio, hay otros peques para los que el momento del baño supone excitación y juego activo, ya que el agua no les relaja y les activa. Para ello yo propondría cambiar la hora del baño e intentar realizarlo por la tarde, después de la merienda o por la mañana, pero nunca antes de ir a dormir. Ya que tendremos un peque muy activo y con pocas ganas de conciliar el sueño, y nos costará mucho más relajarle.
Para esos momentos de juego en el baño, os quiero proponer este juguete que Dideco nos ha regalado para testar: Set puzzle para el baño isla del tesoro.
Es un puzle en 3D de foam, que flota en el agua, y nos permite construir la base de mil maneras diferentes y situar las piezas, que son personajes, sobre ella y, de este modo crear historias e imaginar respecto a ellas.
Es un juguete que flota en el agua y no pesa nada. Fácil de manipular y agarrar incluso por los más pequeñitos.
Las figuras están relacionadas con el tema de los piratas, algo que les encanta a los peques e invita a desarrollar juego simbólico con facilidad y riqueza.
La base al ser de puzle invita al niño a crear una historia cambiante cada día, sin ser inmóvil, es decir, el niño tendrá que construir con sus manitas la base de juego para mover y representar con las figuras.
Los puzles son esenciales para desarrollar la abstracción, la coordinación oculo-manual, la percepción espacial, mejorar la manipulación y construcción a partir de piezas.
Estas piezas son muy buenas para empezar el proceso de unión de dos partes y crear un puzle, ya que son gruesas y fáciles de agarrar gracias a su tamaño. Los peques de dos o más añitos pueden empezar a construir la isla por sí solos uniendo las piezas del puzle.
Además la base incluye un dibujo con una isla, el mapa de un tesoro, un recorrido, el mar, todo simulando una isla pirata. Cada pieza del puzle es un escenario diferente y pueden unirse todos entre sí.
Como ya os he comentado en otros posts, el juego simbólico es esencial para desarrollar la imaginación, la empatía y la capacidad de representar un papel o una función, creando sentimientos, cambiando las voces, interpretando papeles irreales o imaginarios…
Es un juguete manipulativo, que invita a crear con las manos, a mover a los personajes por el espacio y a situar a cada cual en un contexto.
Además potencia la memoria, la secuenciación temporal, el uso de los tiempos, la atención, la permanencia en una misma actividad y otros aspectos que iremos contemplando en nuestro propia experiencia.
El niño podrá jugar tanto solo como con sus hermanos, y puede usarse en el agua y en el suelo, ya que se seca rápidamente.
Un detalle curioso de nuestro uso ha sido que los más peques lo han mordido, ya que al ser de foam alivia sus dientes salientes, por esto mismo puedo aseguraros que es resistente y no se deteriora con los usos, ya que no pierde color ni textura; por lo que os garantizo que su calidad es muy buena.
El juguete está compuesto por doce piezas y viene presentado en una bolsa impermeable de tres compartimentos de plástico a modo de tríptico, que se cierra fácilmente con velcros y se puede transportar como un maletín o guardar en un colgador del baño.
Su edad recomendada de uso por el fabricante es a partir de los tres años, aunque yo ampliaría la edad y creo que puede empezar a usarse a partir del año, ya que los peques tratan de poner las figuras sobre la base en equilibrio, para que no caigan de ésta al agua y esto potencia su atención, su manipulación fina, la coordinación oculo-manual y la permanencia en la misma actividad, algo esencial en esta etapa.
Aunque aún no son capaces de crear historias, con ayuda del adulto pueden divertirse y reírse con las que los mayores creen y les narren. También es muy enriquecedor para estos peques lo que vean y les modelen los adultos, para empezar a simbolizar e imaginar por sí mismos.
Es de estos juguetes que te gustan y recomiendas para la hora del baño, sin duda.
Hoy más que su parte educativa, me encantaría que os quedarais con la parte lúdica, ya que es la parte más destacada y fundamental de él.
Nos ha hecho entretenernos mucho en casa y disfrutar juntos de los ratos de juego en el agua, con un juguete que estábamos deseando conocer.
Su precio es de 23,95€. Lo podéis encontrar tanto en sus tiendas como en su web.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s