Qué hacer antes de quedarme embarazada

Hoy quiero hablaros de algo que creo que es muy importante hoy en día con todos los conocimientos que se tienen y los avances que existen en cuanto a prevención se refiere.

En principio muchas parejas dejan de tomar medidas anticonceptivas y eso es lo único que hacen antes de pensar en tener un bebé, no toman más medidas hasta que confirman su embarazo.
Pero, ¿por qué hacemos esto al pensar en tener un hijo y en cambio para comprar una mascota nos informamos semanas o incluso meses?
La comparación puede ser exagerada pero es realmente así. Aún existe mucho desconocimiento sobre lo que se debe hacer antes de tener un hijo.
Lo primero está claro que es pensar en pareja sobre esta idea y tomar la decisión conjuntamente. Pensar en las consecuencias que tendrá en nuestra relación, la economía familiar, el espacio que debe tener en la casa, etc.
Desde luego que hablo siempre bajo mi punto de vista y sin juzgar al resto o imponer mi criterio.
El siguiente paso es que la mujer se realice un chequeo médico para ver en una analítica los siguientes valores:
– Hepatitis: para poder ver si se ha vacunado de todas las dosis o si hay que tratar antes del embarazo
– Toxoplasmosis: es una enfermedad infecciosa que si se ha pasado antes de quedar embarazada se podrá consumir cerdo o carne cruda (embutido) o verdura o fruta sin lavar en exceso durante el embarazo, sino estará prohibido los 9 meses de gestación.
Yo recomiendo que si en esta analítica antes del embarazo sale que no lo hemos pasado, dejemos de tomar inmediatamente los alimentos de cerdo crudos o carne roja cruda o poco hecha y verduras o frutas sin lavar, para prevenir el contagio.
Si se contrae en el embarazo y se contagia al feto podrán presentarse diferentes anomalías en éste.
– Citomegalovirus: es un virus que se contrae a través de la sangre, saliva u otras secreciones de una persona a otra. También pueden contagiarlo algunos animales como los perros. La persona que lo contrae no tiene por qué manifestar síntomas pero si la que lo contrae está embarazada, se lo transmitirá al feto y las consecuencias podrán variar mucho, pudiendo o no manifestarse en éste de un modo u otro y presentar el bebé diferentes anomalías dependiendo del caso. En algunas ocasiones el virus no afecta al feto.
Se puede evitar tratando de no exponerse a secreciones de forma directa, teniendo mucha higiene, lavándose las manos, evitando población contagiada…
Si la analítica da positivo, no quiere decir que estemos exentos de volverlo a pasar, pero sí que tenemos anticuerpos del virus en nuestro organismo y si lo pasamos en el embarazo será más débil que la primera vez.
Este virus es totalmente un desconocido del que no está informada la población y es tan importante o más que la toxoplasmosis.
– VIH: comprobar si estamos o no infectados y tomar medidas al respecto.
– Rubéola: comprobar si estamos vacunados y si tenemos anticuerpos.
Esta analítica tan completa me parece necesaria como manera preventiva antes de quedarnos embarazados, ya que seremos el cobijo del bebé durante nueve meses y buscamos que esté en un sitio saludable, con las condiciones perfectas para nacer sano.
También me parece correcta una analítica básica para el padre, donde poder ver si está sano.
También debemos acudir a un control ginecológico previo al embarazo, para asegurarnos de que todo está correctamente. Será una visita como la que se hace en cada revisión anual: ecografía vaginal, citología, palpación de mamas…
La visita anual al dentista es otra de mis recomendaciones. En muchos embarazos la falta de calcio hace que la dentadura se resienta y se hagan caries o sangren las encías. Por eso es mejor prevenir que curar y confirmar que todo anda bien.
Realizarnos todas las pruebas que tengamos pendientes de nuestras patologías previas, para evitar radiografías en el embarazo o cualquier otra prueba que pueda perjudicar al feto.
Tomar un complejo multivitamínico dos o tres meses antes de intentar quedarse embarazada, para asegurarnos de tener todos los nutrientes necesarios en el organismo en los valores adecuados.
No sólo tomar ácido fólico sino un complejo que tenga todas las vitaminas. Y sobre todo, no tomarlo desde que de positivo el embarazo sino desde que tengamos idea de tener un hijo, para que cuando esto suceda todo nuestro organismo esté sano y fuerte para este nuevo camino y para albergar y formar una nueva vida.
Espero que os sirva y se lo recomendéis a futuras mamás y papás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s