Mi porteo

Hay algunas cosas que me hubiera gustado hacer antes de que naciera mi hija una vez ha pasado el tiempo y puedo ver las cosas con cierta perspectiva.
Echando la vista atrás me hubiera gustado informarme más sobre el porteo, ya que no tenía muy claro si era la elección adecuada para llevar a mi niña. Desde hace tiempo me descubrieron una hernia en las lumbares y no sabía muy bien si iba a poder portear a la peque.
Poco a poco a pesar de mis limitaciones, pensé que era algo que quería hacer pero no conocía a nadie cercano que lo hubiera hecho ni tenía acceso a mucha información directa.
1- Mirando y buscando algo que respetara la postura horizontal del bebé encontré un portabebés diferente y que no había visto por la calle, el Minimonkey. Es un pañuelo con forma de media luna que se ata al cuello y permite llevar al niño desde recién nacido hasta los 3 años más o menos, cambiándole la postura.
Al principio se usa tumbando al bebé dentro del pañuelo, pero debido al buen tamaño de mi peque y unido a toda la ropa de abrigo que hay que poner en invierno, casi no cabía e iba un poco incómoda tanto ella como el que le porteaba (su padre o yo). Finalmente tras insistir varias veces y ver que era un poco agobiante o como que se sentía ahogada, desistimos y decidimos dejarlo para más adelante.
Este pañuelo o portabebés tiene la posibilidad de llevar al niño en posición sentado, hecho una bolita, y más tarde se puede llevar con el niño en una cadera, de lado, como muestran las imágenes.
2- Tras este intento fallido, a mi pesar, ya que fue un regalo que yo pedí, miramos un poco más y pude observar en el grupo de lactancia al que acudía, que varias mamis llevaban un fular elástico y sus bebés iban súper a gusto, cómodos, calentitos, tranquilos, con buena postura y muy pegaditos a su mamá. Le pregunté a una amiga fisioterapeuta que me dio el OK y también consulté a varias madres del grupo de lactancia y todas decían estar encantadas. Así que busqué donde comprarlo a buen precio y encontré mi Boba Wrap en azul marino, el cual he usado mucho en casa, para poder hacer cositas mientras estoy con mi niña y, también lo he usado en la calle para dar paseos cortos o acompañada, ya que lo único malo que le encuentro al porteo es que debo ir con otra mochila con las cosas de la peque, y a veces es un poco cansado.
Este pañuelo es elástico, de una tela suave y de mucha calidad. La niña va súper cómoda, y puede colocarse de mil maneras. En internet se encuentran vídeos de cómo colocar al bebé dependiendo de la edad o de la postura que queramos.
Llevar a mi princesa en este pañuelo es como si estuviera de nuevo embarazada pero con la ventaja de poder ver a tu bebé, tocarle y abrazarle. El acople entre ambos es máximo. Parece que sigues siendo dos en una.
3) Al ver lo rápido que crece mi ratoncita, he tenido que buscar el siguiente paso al pañuelo antes de que sea demasiado tarde o me pille sin sustituto.
Como ya había visto en el grupo de lactancia a mamis que porteaban y pude informarme a través de ellas y sus experiencias, observé que la mayoría llevaban la mochila Ergobaby o la Manduca tras llevar el pañuelo.
Aunque mi peque aún entra en el pañuelo y va cómoda, ya hemos probado la Ergobaby blanca edición especial, que fue la que nos compramos en una súper oferta que encontramos por internet a mitad de precio.
Hemos escogido la blanca porque era de las que había en la oferta y, además lleva un pelito para invierno que se puede quitar y así dejar una mochila blanca para verano, que no coge tanto calor como las oscuras.
Se lava fácilmente y es una comodidad. Mi bebita va súper a gusto y tranquila y a la vez va mirándolo todo, ha sido un acierto! La sujeción de esta mochila es muy buena y la hace muy cómoda. Mi espalda no se resiente nada tras llevarla, igual que con el fular elástico.
El porteo favorece el vínculo afectivo, la expulsión de gases, previene el cólico, favorece el contacto entre porteador y bebé, la postura inicial es semejante a la del bebé en el útero, da seguridad al niño, le protege y contiene, y miles de ventajas más que podéis encontrar en comunidades especializadas en porteo.
En conclusión, aunque me haya informado tarde y haya muchas más posibilidades para portear a tu bebé, estoy muy contenta con mis elecciones y de haber tenido la posibilidad de iniciarme en el porteo gracias a la gente que me ha informado y a los ejemplos que he podido ver de cerca.
Lo recomiendo a todo el mundo! Pero eso si, buscad la ergonomía, no vale cualquier portabebés, la postura del niño tiene que ser la correcta y hay que aprender a colocar bien tanto el portabebés como al pequeño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s