Niños de alta demanda 

Quien más y quién menos ha oído hablar de los niños de alta demanda e incluso ha pensado que su hijo era uno de ellos.

Al oír sus características de intensidad, demanda, hiperactividad, absorción, sensibilidad, necesidad de contacto físico, despertares continuos y mucho más, podemos caer en el error de pensar que estos niños tienen padres “quejicas” o que realmente ni existen. Pero no es así.El concepto apareció de la mano del Dr. Sears, quien fue el primero en hablar de High Need Child, lo que se tradujo como niños de alta demanda, aunque la realidad sería algo así como niños de máximos cuidados o necesidades.

Pero, ¿qué es un niño de alta demanda? ¿Cuáles son las características?  ¿Cómo puedo saber si mi hijo lo es? ¿Qué pautas podemos llevar a cabo para mejorar?  Seguir leyendo