Cómo no convertirse en madres y padres helicóptero

Llegan las vacaciones y pasamos más tiempo con nuestras hijas e hijos y esto a veces supone un cambio en nuestra rutina, en nuestro comportamiento con ellos y en la actitud, en general.

Hay expertos que hablan del término “padres o madres helicóptero” para denominar a aquellos y aquellas que están encima de sus hijos e hijas llenándoles de tareas, obligaciones, sobreprotegiéndoles, procurando escoger y seleccionar todo lo que hacen, sin dejar ningún mínimo peligro a su alcance o tiempo vacío que les haga aburrirse o sentirse sin nada que hacer… pensando que es lo mejor para sus peques y sin darse cuenta de que en la mayor parte de las ocasiones esto supone todo lo contrario.

Hoy te hablo de este mismo tema, de la rutina en verano y la sobreprotección de los hijos y las hijas en mi nuevo post en colaboración con el Club de Malasmadres.

Espero tus experiencias y comentarios para compartir y nutrirnos todos, los unos de los otros!207-helicóptero-malasmadres-03

*Imagen: Club de Malasmadres

Cambiar la rutina en vacaciones y sus beneficios

Llegan las vacaciones escolares, y con ellas la ausencia o el cambio de rutina suele ser algo habitual.

Hay quienes tratan de llevar un horario semejante al adquirido durante el curso para no cambiar mucho los hábitos y hay quienes, por el contrario, prefieren salirse de la rutina y aprovechar estos meses de descanso para realizar tareas novedosas o dejar de lado el reloj.

Como te cuento en este post, salirse de la rutina puede ser algo muy beneficioso para nuestros hijos e incluso para nosotros mismos.La ausencia de un mismo horario y unas tareas cerradas, puede hacernos descubrir nuevas inquietudes, querer desarrollar diferentes actividades, alcanzar nuevos aprendizajes o interesarnos por distintos temas que hasta ahora no nos habían atraído o no se habían puesto en nuestro punto de mira. Seguir leyendo

Cómo favorecer la autonomía de 0-6 años

Muchas veces destacamos diferentes áreas dentro de la infancia, tales como la motricidad fina o gruesa, la comprensión, la atención o el lenguaje, y dejamos de lado algo tan importante como la autonomía personal, es decir, lo que es capaz de hacer mi hijo o mi hija a cada etapa.

Hoy te cuento en este post en colaboración con el club de Malasmadres qué es lo que puede hacer tu hijo desde que tiene 6 meses hasta los 6 años, para sentirse más capaz, ser autónomo y valerse en muchos aspectos por sí mismo dentro del núcleo familiar, sin necesitar ayuda continua de los adultos o del resto de la familia.

Conocer las capacidades de nuestros hijos e hijas en cada etapa y su desarrollo en todas las áreas, nos permite exigirles hasta el punto en el que ellos son capaces de lograr, sin presionarles ni forzarles a realizar tareas fuera de su alcance o edad, pero sí teniendo en cuenta lo que pueden hacer por sí mismos, mostrando autonomía, mayor autoestima y sintiéndose papel fundamental dentro del núcleo familiar con el protagonismo que les merece.Os animo a potenciar su autonomía desde la familia, ya que dentro del hogar proporcionamos mayor seguridad, calma y oportunidad de prueba, ensayo y aprendizaje.

Y tú, ¿fomentas la autonomía de tus hijos? ¿Das oportunidad de que muestren sus capacidades innatas o te gusta supervisar sus acciones?

Cómo fomentar la paciencia en los niños

Muchas veces nos vemos pidiéndoles a los niños algo que no tenemos o no mostramos nosotros, y por ello no encuentran ni el ejemplo para poder imitar y llevar a cabo la conducta ejemplar.

Con la paciencia sucede igual que con el resto de conductas. No se trata de preguntarse cómo lograr un objetivo a través de la magia y lo inalcanzable, sino que lo que verdaderamente funciona es la constancia, el ejemplo y el esfuerzo diario por mostrarse tal y como solicitamos, como buen modelo de conducta para nuestros niños y niñas.

Además, debemos plantearnos los pros y los contras de ser paciente o impaciente dentro del hogar, y las consecuencias de cada una de estas conductas. Hoy te cuento todo sobre la paciencia, los beneficios que tiene emplearla y algunas claves para mostrarse más paciente en situaciones de estrés.

Todo en este post en mi nueva colaboración con el Club de Malasmadres. ¡No te lo pierdas!

No compares a tus hijos

Cuando tenemos nuestro primer hijo o hija, son comunes las opiniones no pedidas, las comparaciones con otros niños o el continuo juicio respecto a la educación que damos o la manera de criar.

Pero esto aún se acentúa más cuando tenemos otros niños a nuestro alrededor o tenemos el segundo (tercero y sucesivos) hijo o hija, ya que empiezan las comparaciones entre ambos, y todos comienzan a recordar cuando el primer hijo comenzó a comer sólidos, a gatear, a dormir solo, a hablar o caminar.

Y para una madre o un padre, su hijo puede tener mil defectos, pero sigue siendo el mejor, el más guapo, el más listo y el más bueno del mundo, como es lógico.

Y aunque se tuvieran mil hijos, todos serían los más bonitos, inteligentes y preciosos del mundo, porque la maternidad y la paternidad incluyen también este tipo de sentimientos poco objetivos pero necesarios y preciosos en la crianza. Por todo ello, y por muchas razones más, os hablo hoy en un nuevo post en el club de Malasmadres sobre este tema “No compares a tus hijos”, no comparemos entre niños, ya sean nuestros o ajenos, porque los grandes perjudicados de estas comparaciones siempre son ellos.

Si quieres descubrir por qué no debes comparar entre hijos o niños, no te pierdas este post donde los argumentos hablan por sí solos.

Te espero en los comentarios contándome tu experiencia respecto a este tema.

¿Cómo podemos favorecer el interés por la lectura desde la infancia?

El momento del cuento en una casa con niños es imprescindible. Favorece aspectos como la conexión y el vínculo entre narrador y niño/niña, la atención, la escucha, la memoria, la calma, el silencio o la mirada.

Según los peques cumplen el año o año y medio, somos muchos los que empezamos a interesarnos por adquirir los mejores títulos para ellos, tratando de inculcarles el amor por la lectura, las historias, la magia o la ilusión que puede transmitirte un libro.img_7629A los más pequeños les gustan aquellos que son llamativos, que tienen diferentes estímulos para sus sentidos, que les mantienes activos y atentos, y según van creciendo van interesándose más por el contenido del cuento en sí, siguiendo el hilo de la historia, potenciando la mirada, la atención, el gusto por la lectura, el amor por los cuentos, su cuidado, la transmisión de valores, la adquisición de nuevo vocabulario y mucho más.

Por eso hoy os traigo un post lleno de ideas para potenciar el gusto por la lectura de vuestros hijos, y además os muestro títulos que son un auténtico éxito, para niños de 0 a 6 años.

Entre estos títulos hay cuentos muy conocidos y otros que acabamos prácticamente de descubrir y se han convertido en verdaderos imprescindibles.IMG_4237Os dejo aquí el post en colaboración con el club de Malasmadres, donde os muestro cuentos de varios estilos y para todo tipo de gustos.

No olvides dejar un comentario con vuestros cuentos imprescindibles en casa, ¡comparte tus favoritos!