Nos quedamos en casa pero, ¿cómo sobrellevarlo con niños?

Debido al estado de alarma por pandemia por coronavirus en nuestro país, muchas familias llevan encerradas en casa desde hace días.

Esto supone una situación excepcional y novedosa para todos y todas, que nos descoloca y nos hace salirnos de nuestra rutina habitual.

Si para los adultos ya es complicado gestionar esta nueva situación, para las niñas y los niños no deja de ser difícil y en ocasiones incluso desbordante.

¿Qué podemos hacer para sobrellevar mejor esta situación?

  • Lo primero que puede ser de gran utilidad es aceptar, como adultos, que este momento es real y debemos afrontarlo. Sé que es complicado y sentimos que nuestras vidas se paran y no somos nosotros quienes elegimos qué hacer con ellas. Nos han privado de nuestra libertad que es uno de los mayores privilegios en nuestras vidas, pero por el beneficio de todos y todas, lo importante y estrictamente necesario es QUEDARSE EN CASA.
  • Debemos buscar las palabras adecuadas para explicarles a nuestros hijos e hijas qué está sucediendo, de una manera calmada y con un lenguaje sencillo, que comprendan. Es importante mostrar seguridad y tranquilidad, y transmitir que todo va a pasar y no hay que preocuparse, solamente seguir la recomendación principal de estar en casa.
  • Nos puede ser de gran ayuda establecer una rutina diaria, tal y como llevamos a cabo cuando salimos a trabajar o al colegio, haciendo una planificación semanal donde de lunes a viernes realicemos una rutina y el fin de semana tengamos otras actividades diferentes.ezy-watermark_16-03-2020_09-16-36p.u00a0m.
  • Podemos elaborar una agenda o diario, como os contaba aquí, donde escribamos cada día lo que hemos hecho y cómo nos sentimos, dejando constancia de este hecho histórico que todos estamos viviendo, además de dejar aflorar así nuestras emociones y expresarlas como manera de canalización.
  • Buscar un rato de tiempo libre para cada uno, guardando un espacio de nuestra casa para ello, y haciendo de éste el recreo necesario. Puede ser un pequeño balcón al que salgamos a tomar juntos el aire, o ver pajaritos, terraza o patio particular el que disponga de ella, o el cuarto de jugar, salón o baño. Si nos es posible diferenciar los espacios de juego de los espacios de trabajo, será más sencillo desconectar y generar diferentes ambientes.
  • Hacer una actividad diferente y extraordinaria cada 3-4 días, como por ejemplo, hacerle una fiesta a uno de los miembros de la familia, comer algo que hace mucho que nos apetecía, celebrar una fiesta temática (hawaiana, años 80, disfraces…), bañarnos juntos en la bañera, cocinar una tarta o sacar la purpurina que tanta ilusión les hace a los niños y niñas.ezy-watermark_16-03-2020_09-17-59p.u00a0m.
  • Es de gran ayuda vivir en el ahora y en el hoy. No nos beneficia en nada estar pensando en el tiempo que nos queda de encierro en casa. Ya que esto nos provoca ansiedad y angustia. Hay que tratar de vivir en el hoy y en el ahora, pensando en que cada día es un día menos y toda esta situación es una oportunidad de parar nuestras vidas aceleradas, donde a veces por unas razones u otras no tenemos tiempo ni de darnos un abrazo diario. Somos referente para nuestros hijos e hijas y debemos mantener la calma y la seguridad, para trasmitírsela a ellos.
  • Es tiempo de juegos, manualidades, aprendizajes y experiencias. Es decir, cada día podemos dedicar tiempo a aprender nuevos conocimientos, a empaparnos de los que están adquiriendo nuestros hijos en sus colegios, involucrándonos más en su aprendizaje. También podemos favorecer la creatividad en familia realizando manualidades, jugando a juegos de mesa o cocinando juntos. Esto puede potenciar la colaboración de todos en las rutinas que antes realizaba uno solo. Por ejemplo, nuestros hijos pueden aprender a ser más autónomos en casa y colaborar más en las tareas de la misma, siendo más conscientes del trabajo que esto conlleva. Nosotros seremos más conscientes del trabajo que nuestros hijos realizan en el colegio y ellos del que nosotros hacíamos en nuestra oficina. Al final todos vamos a ver de una manera más real lo que hacía cada miembro de la familia y esto nos va a unir.ezy-watermark_16-03-2020_09-17-16p.u00a0m.
  • Si jugáis, no dudéis en compartir en vuestras redes vuestra manualidad, actividad o juego mencionándome (@melusalejandra) con la etiqueta #jugarentiemposdecoronavirus y compartiré en mis redes para que todos hagamos comunidad.
  • Esta situación es una oportunidad de aprendizaje y quizás de cambio. Puede suponer un antes y un después para todos. Simplemente en nuestra economía, en nuestra manera de consumir, se va a ver reflejado. El hecho de estar encerrados no nos permite salir a comprar caprichos, cromos o juguetes, ropa u otros objetos. Esto también nos hará ser más responsables cuando volvamos a salir a la calle, dando valor a nuestra libertad por encima de lo material.

Seguir leyendo

El adulto frente al miedo en la infancia

Las emociones son nuestro motor de vida. Se encargan de hacernos vibrar y sentir cada experiencia que vivimos, haciéndonos percibir en cada momento de una manera diferente las situaciones.

Pero, a veces frente a emociones intensas o menos agradables, no sabemos cómo actuar y más aún cuando estas emociones les suceden a quienes más queremos y deseamos proteger, que son nuestros hijos e hijas.

Esto es lo que nos sucede frente al miedo. A veces nos bloqueamos y ocultamos esta emoción o tratamos de esconderla en lugar de acompañarla adecuadamente y saber gestionarla de manera correcta.ezy watermark_22-01-2020_05-25-44p. m.Aquí te traigo un post en colaboración con Jugaia, donde te hablo sobre el papel del adulto frente al miedo en la infancia. Cómo actuar y acompañar estas situaciones tan normales y habituales en esta etapa de sus vidas.

¡Espero tus experiencias y comentarios en este post!

 

 

Jugar en tiempos de coronavirus

Todos sabemos que en algunas ciudades españolas los niños y niñas ya no están yendo al cole debido a la cuarentena recomendada por el coronavirus, y por eso a mi se me ha ocurrido compartir con vosotros algunas actividades para hacer en casa que pueden servirnos para aprender a la vez que jugamos y nos divertimos, repasar contenido de una manera diferente y pasar el tiempo que nos piden que permanezcamos en casa de la mejor manera posible.

Lo primero que puede ser de gran utilidad es seguir una rutina diaria.

Establecer un horario que nos sea fácil y posible seguir, nos dará seguridad, nos hará establecer una rutina y tener poco a poco un hábito diario similar, en el que los niños y las niñas sepan qué va delante y después de cada actividad, ofreciéndonos así estabilidad y facilidades a todos.

No se trata de crear el cole en casa ni de ser los profesores de nuestros hijos. Simplemente intentemos seguir un orden y en la medida de nuestras posibilidades poder así seguir con el contenido que estaban dando en el colegio, pero no como profesores sino como padres y madres que somos.

Creo que lo mejor es crear una rutina y tratar de establecer lo que seremos capaces de cumplir cada día, poniéndonos metas alcanzables y no desmesuradas.

Para esto, las actividades complementarias a los libros y las fichas que nos pauten desde el centro escolar, deben ser atractivas y diferentes a lo que están acostumbrados a hacer, además de novedosas y marcadas dentro de un tiempo y un espacio.

Estas son mis propuestas:

  • Calendario: emplear un calendario para seguir trabajando con los niños y las niñas los días de la semana, el tiempo, la fecha, las estaciones, etc. Debemos tener en cuenta que algo tan básico como estos conocimientos, dan seguridad y permiten a los niños saber en qué día están y seguir una rutina habitual en su día a día.temp (13)
  • Elaborar una agenda o un diario: ya que nos encontramos en una situación excepcional e histórica. Podemos sacar imágenes de Internet y pegarlas, hacernos fotos e imprimirlas para pegarlas en nuestro diario, apuntar lo que hemos hecho hoy y cómo nos sentimos, aprovechando así para trabajar las emociones, la estructuración del tiempo, la memoria, la escritura, etc.
  • Bandeja de arena y pizarra: este material nos permite trabajar la motricidad fina, los trazos, la fuerza en el tono, la atención o la coordinación óculo-manual. Se trata de ofrecer un material diferente al escolar para trabajar los mismos contenidos que en clase de una manera más atractiva (números, formas, letras, palabras, animales, dibujos, etc.).ezy-watermark_12-03-2020_11-59-09p.u00a0m.
  • Plastilina o arcilla: en momentos de calma y que podamos supervisar a nuestros hijos e hijas, podemos ofrecer pastas moldeables para que favorezcan su motricidad fina, el tono muscular de sus manos y dedos, la imaginación y la creatividad, o por ejemplo ampliar contenido de diferentes materias dándole forma con estos materiales, es decir, si estamos trabajando los mamíferos podemos hacer un mamífero en plastilina. La plastilina es un material de toda la vida que permite mil y una opciones y es muy enriquecedor.
  • Mesa de luz: este material nos permite trabajar de manera atractiva muchos contenidos, por ejemplo formas, trazos, calco de dibujos, abecedario, números… Es un juego que podemos realizar nosotros mismos tal y como os contaba en este post y también podemos comprarlo ya hecho. Hay infinidad de materiales.temp (7)
  • Dobble: este juego se ha convertido en un básico en muchas casas. Se trata de encontrar dos objetos iguales entre las dos tarjetas que se presentan delante nuestro. Gana quien más tarjetas acumula. Favorece la atención, la competitividad, el juego en familia y sobre todo la diversión.
  • Cuentos: aprovechar el tiempo para que los peques se empapen de libros, los tengan a su alcance, lean sobre diferentes temáticas, conozcan las letras, disfruten con los temas que les gustan y aprendan a tener un tiempo de relax y conocimiento.
    Juego simbólico y juego libre: emplear material del día a día como vasos y platos para jugar a comidas, tiendas o médicos. También dar tiempo de juego libre donde sea el niño o la niña quien proponga el juego y el material, disfrutando así del tiempo libre como harían en el recreo escolar.ezy-watermark_13-03-2020_12-00-40a.u00a0m.
  • Enseñar a los peques a buscar en Google sobre diferentes temas, al igual que nosotros buscábamos de pequeños y pequeñas información en una enciclopedia, dándoles así herramientas funcionales para su día a día.
  • Jugar a juegos de toda la vida: cartas, quién es quién (podemos hacerlo casero con fotos de familiares, incluso puede ser un buen regalo para el día del padre), parchís, oca, escondite, tinieblas, twister, veo veo, canicas, chapas… Sacar y desempolvar juegos tradicionales que han entretenido a niños y niñas desde hace décadas y jugar en familia.

Y ante todo debemos potenciar la paciencia y la serenidad, ya que se trata de una situación excepcional y novedosa para todos, y por eso todos debemos aprender a sobrellevarla y debemos adaptarnos a ella, ya que no sabemos lo que durará.

Nadie dice que sea fácil estar sin salir de casa con niños y niñas y sin que podamos cambiar de espacio y ambiente durante , tantos días, pero debemos guardar la calma, transmitir tranquilidad a nuestros hijos e hijas y ser sensatos, estando en casa todo el tiempo posible y saliendo únicamente para aquello que sea estrictamente necesario.

Y no olvidemos que toda situación de cambio es una oportunidad de aprendizaje, donde estamos obligados a estar más tiempo en familia, convivir, respetarnos, escucharnos, apoyarnos y conocernos mucho más, en definitiva a hacer equipo.

Además a partir de ahora compartiré en mis redes sociales ideas de juegos y actividades cada día con el hashtag #jugarentiemposdecoronavirus @melusalejandra

Toda idea que compartáis donde me mencionéis, es bienvenida y la compartiré en mis redes! Os espero!

Seguir leyendo

Cómo gestionar a niñas y niños muy activos

Cuando me preguntan cómo definiría mi maternidad, siempre me salen dos términos que para mi van unidos uno al otro: amor e intensidad.

Quizás para los demás sean otros los términos que la definen o que la hacen única, pero para mi, la maternidad es amor puro, del que no hay otro igual, e intensidad porque cada día es intenso y único, con muchas emociones en una misma hora e incluso en un par de minutos.Los niños y las niñas lo viven todo con gran intensidad y lo muestran así, con transparencia y sin tabúes.

Por eso, cuando me preguntáis por qué mi hijo o mi hija es tan activo y qué puedo hacer para sobrellevarlo, siempre os contesto con las mismas palabras que he puesto en este post, donde explico por qué los niños y las niñas son tan activos y activas durante la infancia, cuáles son sus necesidades y sobre todo cómo abordarlas desde la maternidad y la paternidad.

Cuál es nuestro papel como adultos y qué podemos hacer para gestionar adecuadamente esta actividad en ellos y ellas, haciendo que se convierta incluso en algo positivo y no en un aspecto negativo de su desarrollo y personalidad.Os dejo aquí mi nuevo post en colaboración con el club de malasmadres donde hablo sobre niños activos e intensos, y cómo gestionar toda esta situación tan normal y común a lo largo de la infancia.

Normas para visitar a un recién nacido

Cuando un bebé nace, se convierte en un acontecimiento familiar y social muy grande, donde cada uno tiene su idea sobre la llegada del nuevo miembro, y es por esto que deben establecerse ciertos límites para poder recibir al bebé y a su mamá en el mejor ambiente posible, donde su bienestar prime por encima de todo.

Siempre habrá a quienes les guste hacer las cosas de un modo u otro, y habrá opiniones y opciones para todos los gustos, pero lo que sí que debemos tener claro de antemano es que hay ciertas normas básicas que deberíamos seguir en este momento tan delicado e importante para la nueva familia, donde nace un bebé y se inician nuevos lazos y vínculos.

El tándem mamá-bebé debe establecerse, conociéndose poquito a poco, estableciendo sus rutinas, descubriéndose, asentando su manera de alimentarse, dormirse y calmarse, entre muchas otras cosas.

Para mi estos son los imprescindibles a llevar a cabo cuando nace un bebé y vamos a visitarle al hospital, que cumplo tanto al nacer cualquier bebé en mi círculo cercano, como cuando yo he tenido a mis hijos y he estado en el hospital Ingresada.

  1. Llama antes de hacer una visita, aunque seas el mismísimo rey. Hay momentos en los que bebé y mamá descansan o prefieren estar a solas. No te lo tomes como algo personal, respétalo.
  2. Respeta los horarios de visita aunque el hospital no los tenga. Lo habitual es preguntar a la familia o sino ir en un horario normal (10:30-13:30/17:00-20:00).
  3. Si estás enfermo no hagas visitas. No pasa nada porque el bebé conozca a sus seres más queridos dos días más tarde. Se trata de priorizar la salud por encima de todo.
  4. Haz visitas cortas, ya que bebé y mamá se están conociendo y necesitan tiempo para ellos.
  5. Lávate las manos antes de visitar al bebé, en un baño del hospital, justo antes de entrar a la habitación.
  6. El bebé no es un trofeo que pasa de mano en mano. Tiene que estar con su mamá, su papá o en donde ellos decidan. Ya habrá tiempo de cogerle.
  7. El bebé se está adaptando al mundo. Por lo que debe estar lo más cerca de su madre, ya que lleva nueve meses junto a ella y es donde mejor va a estar, oliéndola, oyendo su corazón y tocándola.
  8. No uses el baño de la mamá, ni su armario o su cama para sentarte. Por respeto y por higiene.
  9. Respeta las tomas donde bebé y mamá necesitan intimidad y calma para tomar el pecho o su biberón.
  10. No hables del aspecto de la mamá. Las frases típicas de “tienes cara de cansada”, “no se te ha bajado nada la tripa” o “vaya pelos llevas” no aportan nada.
  11. Acuérdate de preguntarle a la mamá cómo está y darla apoyo, ya que el postparto es un momento duro y la empatía y el cariño es todo lo que necesita.
  12. No des consejos. Lo que más ha escuchado la mamá durante su embarazo son consejos, por lo que ahora necesita apoyo y ánimo, no experiencias ajenas u opiniones.ezy-watermark_22-01-2020_09-18-00a.u00a0m.

Y lo más importante y que menos solemos recordar es que ofrecer ayuda en lo que necesiten no es ayudar en lo que tengamos nosotros en mente como necesario, sino preguntar a la nueva familia en qué necesitan verdadera ayuda o qué les resultaría útil que hagamos en este momento. Ese es el verdadero y único significado de ayuda.

Y estos son mis imprescindibles, muy básicos y razonables, donde el sentido común prima a la hora de ir a conocer a un bebé, ya que lo primero en lo que debemos pensar es en la mamá y en su bebé, y no en lo que nosotros deseemos o queramos, por muy buena intención que tengamos.

Nadie duda de que lo que queramos sea demostrar todo nuestro amor a ese nuevo bebé, pero quizás debemos comprender que la llegada al mundo para él es un cambio muy brusco y lo que necesita es tan solo los brazos de su madre, alimento y calma.

Ya habrá tiempo de todo lo demás durante toda su vida, ¿no crees?

Concierto “Música y Juguetes”

Como cada año os traigo un acontecimiento muy esperado para muchos. A través de este post os hablo de la importancia de la música en la crianza y en la educación de nuestros hijos e hijas.

¿A quién no le teletransporta la música a un lugar o a un recuerdo inolvidable? Esa canción o banda sonora que escuchamos y de inmediato nos hace pensar en un momento concreto de nuestras vidas y nos saca una sonrisa o nos trae un recuerdo precioso.

Para mi eso es la música, un arte imprescindible en mi vida y en mi día a día y como tal, así trato de transmitírselo a mis hijos cada día.

En casa escuchamos todo tipo de música, tanto auténticos clásicos como últimos temas que van colándose en películas o en la radio.

Y por todo ello, realizamos actividades relacionadas con la música, como tocar instrumentos musicales, escuchar música de cualquier género, acudir a musicales, conciertos, etc.

Uno de nuestros imprescindibles cada año desde hace ya varias temporadas, es disfrutar del concierto “Música y Juguetes” de La Orquesta Metropolitana de Madrid, el Coro Talía y su directora titular Silvia Sanz Torre en el Auditorio Nacional.unnamedAdemás es un plan que cada año compartimos en familia y nuestros hijos viven con gran disfrute y del que guardan un bonito y cariñoso recuerdo. Seguir leyendo