La atención en los niños: dificultades y cómo favorecerla

La atención de los niños, es algo de lo que cada vez me llega más información. ¿No pensáis que es un tema que nos preocupa tanto a padres como a profesionales cada vez más?

He leído mucho sobre ello en los últimos meses, en diferentes medios, artículos profesionales, que desarrollan el tema enfocándolo en la infancia, la educación, las nuevas tecnologías, los hábitos y las rutinas actuales. Pero, ¿por qué se habla tanto de la falta de atención? ¿Qué está sucediendo con la atención sostenida? ¿Es verdad que es un problema de las generaciones actuales? ¿Por qué buscar culpables y no soluciones?

A mí parecer hay varios aspectos que pueden estar dando pie a toda esta información:

– En la actualidad todo se analiza más. Antes no había tanta información ni se ahondaba tanto en las características específicas de cada uno. Es decir, hace unos años no se ponía tanto el foco en el niño, sino que éste era más un sujeto pasivo de su aprendizaje, y se le obligaba a seguir la misma dirección que la mayoría, fuera cual fuera su condición. Aquel que no lo hacía era porque era “vago” o “no valía”. O al menos eso solía pensarse.temp (30) Los estudios avanzan y se tiene cada vez más información, de manera inmediata, desde casa, y además se tiene más en cuenta la individualidad de cada niño a la hora de educarle, ofrecerle objetivos y tratar de que los cumpla. Seguir leyendo

Cubetto, aprendiendo a programar desde la infancia

Ahora nuestros hijos aprenden cada vez antes hitos que nosotros no aprendíamos en el colegio ni con dieciséis años.
Su generación es totalmente diferente a la nuestra y los pasos son tan grandes de una generación a otra, que no podemos ni imaginar lo que llegaremos a conocer según vayamos haciéndonos más mayores.

Es increíble ver cómo hay herramientas para todo tipo de aprendizajes, a través de aplicaciones y dispositivos, pero lo que realmente me parece curioso e importante poder enseñar a nuestros pequeños, es el funcionamiento, la herramienta desde dentro, el paso a paso y cómo llegar a hacer que lo que vemos y desarrollamos, sea posible.

La programación es una de estos campos que más ha evolucionado desde su inicio. Y cuando Dideco me mostró a Cubetto, y la posibilidad de enseñártelo, no dudé en decirle que sí, ya que si te gustan los juegos novedosos, las herramientas diferentes y la posibilidad de aprender a través de la diversión, creo que este juego te va a encantar tanto como a mí.temp (29)¿QUÉ ES CUBETTO?
Cubetto es un robot de madera, aprobado por el Método Montessori, que enseña a los niños las bases de la programación informática de una manera muy sencilla, a través de la experimentación y el entretenimiento. Seguir leyendo

El uso de tablets y móviles en los niños

¿Pensáis que está bien usar los móviles para entretener a los peques? ¿Vuestros hijos disfrutan de la tablet o el móvil cuando quieren?

Hay muchos artículos y estudios al respecto y son muchos los profesionales que desaconsejan el uso de estos como algo habitual en la rutina de los peques.
Está claro que las nuevas tecnologías están a la orden del día y que las nuevas generaciones están destinadas a usarlas en su vida cotidiana.
Pero ¿debemos supervisar esta acción o simplemente dejar usar a los peques estos elementos para entretenerse igual que lo harían jugando al balón o a pintar?
A veces está claro que son buenos aliados en momentos en los que tenemos que realizar algo puntual en casa o cuando salimos a comer fuera, pero siempre bajo una supervisión o capando contenidos no aptos para menores, por supuesto.
Os dejo un artículo que he leído sobre ello y que resume muy bien el punto de vista que comparto.
Espero vuestras opiniones y experiencias!
Un abrazo!

Nuevas tecnologías

Está claro que los juegos para niños han evolucionado muchísimo, no cabe duda de que ahora mismo son pocas las familias que no incluyen entre sus entretenimientos alguno tecnológico tipo tableta, consola u ordenador. Desde bien pequeños podemos ver a muchos niños cómo manejan mejor que los adultos todos estos aparatos tecnológicos y se entretienen durante tiempos largos sin perder atención. Seguro que hay quienes defienden todo lo que se puede potenciar con ellos pero yo soy más partidaria del juego tradicional y de aprender conceptos a través de la realidad, de los objetos, de los juegos físicos, de la calle o el parque y las nuevas tecnologías en niños como complemento. Está claro que mi opinión al respecto no es tajante y no es un “no” rotundo al uso de las nuevas tecnologías, sino un uso adecuado y respetando la edad de cada niño. Creo que la idea de que esto es el futuro es un poco exagerada. Está claro que hay muchos avances y se van perdiendo métodos de enseñanza-aprendizaje porque caen en desuso pero de ahí a que todo en el futuro se vaya a adquirir de este modo, me cuesta creerlo. Las nuevas tecnologías tampoco deben prohibirse sino marcar los tiempos de uso y las edades adecuadas en cada caso. El otro día leí en “Salud total- Médicos y medicinas”: “Altos directivos de empresas tecnológicas multinacionales del Silicon Valley mandan a sus hijos a colegios que se promocionan como ser centros donde no se utiliza la tecnología en sus aulas. Según ellos, el ordenador impide el pensamiento crítico, deshumaniza el aprendizaje, la inter- acción humana y acorta el tiempo de atención los alumnos. Uno de los padres, el señor Eagle, graduado en tecnología y alto mando en Google, dice: “Mi hija de quinto de primaria no sabe cómo usar Google y mi hijo de tercero de secundaria está empezando a aprender. La tecnología tiene su tiempo y su lugar (…). Es súper fácil. Es como aprender a usar pasta de dientes. En Google y en todos estos sitios, hacemos la tecnología tan fácil que lo puede usar cualquier persona. No hay razón por la que los niños no puedan aprenderlo cuando sean más mayores. (…) La idea de que una app en una tablet puede enseñar mejor a leer a mis hijos, eso es ridículo.”” Esto me hace reflexionar aún más sobre mi teoría. Creo que emplear aplicaciones en teléfonos o tablets para aprender a adquirir colores, letras o números, hacer puzles o rompecabezas no es la idea que yo tengo de aprendizaje. La riqueza de la interacción entre varias personas para adquirir conocimientos se pierde, ya que uno mismo puede aprender solo a través de una máquina o el pensamiento creativo o imaginativo, dejan de ser necesarios ya que la tableta no es igual que un padre o una madre o un hermano que te hace aprender a través del juego, el movimiento o la imaginación… Ahora mismo observo a mucho niños que juegan con los móviles o con las tablets de los padres mientras ellos realizan otras tareas. El problema no es este sino lo pequeños que son esos niños. Muchos no superan los tres años y ya están pegados al aparatito viendo unos dibujos o dándole al botón, inmersos en esa actividad y evadidos del resto del mundo real, donde poder aprende muchas cosas probando y explorando su entorno. Quizás todo tenga su lado positivo y las nuevas tecnologías o internet sirvan para otras cosas que yo no soy capaz de valorar pero para mi no son esenciales para aprender nuevos conceptos que se pueden aprender de otros modos más tradicionales.