Bandeja multisensorial con arena

Ya sabes que me fascina descubrir materiales que realmente sean funcionales y prácticos, que incluyan varias funciones o incluso no traigan instrucciones cerradas para desarrollarlos, permitiendo así potenciar habilidades como la creatividad o la imaginación, y además siendo juegos que ocupen un lugar real, no que permanezcan en una estantería sin ser usados por su falta de practicidad o su dificultad de ser montados.

Hace unos días recibía un material que llevaba tiempo queriendo descubrir y mostrarte, que nos ha encantado y por eso lo comparto hoy contigo.

Se trata del set de bandeja y pizarra multisensorial de aprendizaje de
pre-escritura.temp (19)Es un material de madera, compuesto por una bandeja donde poder colocar una pizarra con doble cara en su soporte, con posibilidad de pintar sobre pizarra negra con tiza, o sobre la pizarra blanca con rotulador, que además es imantada.

Lo más atractivo y que diferencia a este material de otros, es que incluye arena fina para poder verter sobre la bandeja inferior, y así poder experimentar, tocar y crear a partir de la imaginación y la iniciativa de uno mismo.temp (21)En esta bandeja de arena podemos comenzar a imitar los trazos que se realicen de una superficie a otra. Es decir, se puede empezar a trabajar la imitación de trazos básicos, como líneas rectas verticales y horizontales, líneas paralelas, líneas inclinadas, trazo de formas como el círculo, el cuadrado, el triángulo o el rombo, la grafía de las primeras letras, las vocales y consonantes o incluso las primeras palabras, ofreciendo un modelo sobre la pizarra blanca o la negra e invitando al niño o a la niña a que realice el mismo trazo sobre la arena o viceversa.temp (14)Se trata de una herramienta muy funcional y atractiva para potenciar el interés por el dibujo, las manualidades, la exploración sensorial, la creatividad y la expresión artística.
Además favorece aspectos tan importantes como la atención, ya que el niño o la niña deben estar atentos y con todos sus sentidos puestos para realizar el trazo como quieren, y además la arena les permite rectificar y volver a efectuar el trazo con facilidad, siendo un juego que favorece la autonomía personal, la iniciativa propia y la autocorrección.

Al ser un material muy diferente y novedoso, llama su atención y favorece la permanencia en éste, fomentando la concentración, la mirada en la acción y la coordinación óculo-manual, entre otros aspectos.temp (23)La motricidad fina es esencial a lo largo de nuestras vidas. De hecho no sólo se emplea a lo largo de la infancia, sino que se desarrolla durante toda nuestra vida, siendo incluso un aspecto que se potencia mucho en el trabajo en geriatría.
La motricidad fina permite que podamos llevar a cabo aspectos de nuestra autonomía personal como el aseo, el vestido y desvestido, la alimentación, el juego, etc.temp (22)Es por esto que es fundamental que favorezcamos esta destreza desde la primera infancia con nuestras hijas e hijos, mediante herramientas atractivas, como este set de bandeja multisensorial, donde aprender a discriminar e individualizar cada dedo, potenciar la fuerza del trazo, la calidad del mismo, la direccionalidad y la prensión del boli o la tiza a la hora de realizar trazos y dibujos.temp (25)Con las tizas o el rotulador podemos favorecer la realización de trazos más concretos, aunque con la posibilidad de rectificar y realizarlos tantas veces como se desee, ya que incluye un borrador y puede limpiarse fácilmente la superficie de ambas pizarras.

La arena puede alisarse con el utensilio que incluye el set específicamente para ello o incluso deslizando la pizarra suavemente de adelante a atrás, también conseguiremos unificar la superficie de arena alisándola para volver a dibujar sobre ella.temp (16)A través de los diferentes materiales que incluye el set e bandeja multisensorial, podemos trabajar la percepción de diferentes texturas, como son la arena o la tiza, las sensaciones que producen estos materiales al contacto, la discriminación de materiales a través del tacto o la sensibilidad al manipular distintas texturas.

Es un material perfecto para niños a partir de 2-3 años, ideal para favorecer la creatividad, la imaginación mediante el juego libre frente a este material, favoreciendo su expresión y manipulación a través de su exploración y su “dejar hacer”.temp (24)También es perfecto para iniciar en la pre-escritura, a través de la imitación de trazos y posteriormente de letras o formas, como destacaba unas líneas más arriba.
Por ello, puede resultar atractivo a los peques a la hora de empezar a escribir sus primeras palabras o incluso en la identificación de formas, letras, palabras o números.
El proceso de lecto-escritura debe iniciarse cuando el niño o la niña muestran interés por ello, y no a una edad concreta como estamos habituados a ver.
Se trata de seguir siempre el ritmo de cada niño y contemplar su madurez dentro del proceso de aprendizaje. Cada niño está maduro a una edad diferente como os contaba aquí.temp (12)Además este es un material que nos permite trabajar normas y límites dentro del hogar, recordando lo que está permitido dentro de casa y cuáles son las normas de uso de la arena dentro de ésta, siendo diferentes para cada familia.
La arena es arena fina; sencilla de recoger en pocos minutos al acabar el juego. Nosotros hemos empleado un bote de vidrio reciclado para guardarla de nuevo después de cada uso y así conservarla perfectamente, por si os ayuda la idea.
Debemos pensar que la arena es solo eso, arena. Y qué no es un material prohibitivo dentro de casa si enseñamos a los niños y las niñas a emplearlo de manera adecuada.

Además el proceso de guardar y recoger también es parte del juego y del aprendizaje, por lo que entre todos ayudamos a guardar el material y aprendemos a cuidar de nuestros juguetes, siendo responsables, autónomos, conscientes del valor que tienen y de lo importante que es ordenar nuestro hogar.

Para mí, es uno de los mejores materiales que he descubierto en los últimos meses, siendo además recomendado dentro de la filosofía Montessori, e indicado para niños con necesidades educativas especiales, por todos los beneficios destacados anteriormente.temp (13)Si te apetece descubrirlo puedes hacerlo aquí, en El Globo Amarillo y si tienes cualquier duda te espero en los comentarios ¡con muchas ganas de responderte!

Recomendaciones para el Día del libro

Como cada año me gusta traerte una recopilación de los títulos que más hemos usado en los últimos meses, las novedades que hemos descubierto o aquellas lecturas que se han convertido en imprescindibles.

Te traigo una amplia variedad, para edades comprendidas entre los 0-6 años, de diferentes temáticas, valores y características:

1. La fiesteta, de Míriam Tirado
Un cuento de cartoné precioso, que nos ayuda a acompañar de manera respetuosa, a través de una mirada optimista y alegre, un momento que puede resultar difícil de gestionar y sobrellevar como es el fin de la lactancia materna.
Es una historia muy bonita, perfecta para contar en familia y celebrar juntos cada ocasión que sea posible.la fiesteta

la fiesteta 02. En los brazos de mi papá, es un cuento narrado por una niña, que habla sobre su papá, lo que éste le hace sentir, sus virtudes, las emociones que comparten, los momentos juntos o lo que supone esta figura para ella.
Es un cuento ideal para regalar a los padres y a los hijos en estas fechas, donde pueden sentirse identificados y que además puede reforzar el vínculo afectivo entre ambos, y potenciar la comunicación o la expresión de emociones. A partir de 2-3 años.3. Así es mi corazón. Un cuento maravilloso que trata sobre emociones, cómo identificarlas, ponerles nombre, diferenciarlas, gestionarlas y expresarlas de manera adecuada.
Este tipo de cuentos son fantásticos para trabajar la inteligencia emocional, favorecer la expresión de emociones como algo natural dentro del núcleo familiar, y generalizar lo aprendido en cualquier contexto. Para mayores de 3 años.asi es mi corazón4. El libro de los superpoderes, es un cuento en el que aparecen muchos superpoderes diferentes relatados a través de un protagonista. Es decir, se narra una historia y al final de ésta se pregunta cuál es el superpoder de ese protagonista, descubriendo así que todos tenemos virtudes y valores diferentes y somos más buenos en unas cosas u otras, pero siempre hay algo en lo que poder destacar.
Yo lo uso escogiendo una o dos historias cada día, para resaltar diferentes habilidades o valores según haya acontecido nuestro día, es decir, como cuento puede resultar algo largo o pesado leer todos los superpoderes que aparecen y la historia de cada protagonista. Pero sí es un cuento perfecto para reforzar la autoestima, el autoconcepto y el amor y el valor por uno mismo y los demás.el libro de los superpoderes5. Cuentos bonitos para quedarse fritos, es un libro con un conjunto de cuentos cortos, donde se emplea la rima, la ironía, el juego de palabras, los refranes… todo ello para narrar historias cortas que son simpáticas y atractivas para los más pequeños, además de un buen modo de interesarles por la rima y la lectura.
Te lo recomiendo, ¡porque realmente engancha!cuentos bonitospara quedarse fritos6. La cerdita Clea, ¿quién no conoce al pollo Pepe? Pues de la misma colección tenemos a la cerdita Clea, a la Rana Ramona o al Perro López. Nosotros hemos descubierto a la cerdita Clea, y en casa es todo un éxito.
Es un cuento perfecto para los más chiquitines, de 1-3 años, ya que es pop-up y les hace centrar su atención en esta historia sencilla y corta que rápidamente aprenderán e irán repitiendo, aprendiendo así a memorizar, anticiparse y jugar a través de los cuentos.

7. El cuerpo (mundo maravilloso), un cuento súper recomendable. Lo considero un imprescindible. Ahora han sacado otra edición aunque quizás puedas encontrar la mía en alguna librería.
Este cuento incluye toda la información esencial para descubrir el cuerpo humano, desde que un bebé nace, las características diferentes en la raza humana como el tono de piel, de pelo, de ojos, edades, la salida de los dientes, los músculos, los órganos, los huesos, etc.el cuerpoUn cuento con láminas para superponer e ir descubriendo de manera autónoma dónde está cada parte del cuerpo y órgano, el sistema circulatorio…
Es genial para niños y niñas a partir de un año. Su tamaño es perfecto para llevar a todas partes.el cuerpo humano8. El pollo Pepe quiere jugar. De la misma colección que El pollo Pepe, existen muchos más títulos sobre este protagonista. En este cuento el pollo Pepe quiere jugar y la historia gira alrededor del juego y los amigos de Pepe. Es un cuento perfecto para niños de 1-4 años, para iniciarse en la memorización, la atención, la búsqueda, los libros de solapas o el interés por la lecto-escritura.

9. Cuentos para educar niños felices, son una recopilación de cuentos para favorecer y trabajar diferentes valores, como la comprensión, la empatía, la autoestima o la pérdida, entre otros. En cada uno de los cuentos podremos descubrir una historia sobre un valor. Y después descubriremos un apartado para padres donde poder consultar, descubrir y conocer herramientas para seguir contribuyendo en la transmisión de dicho valor, con juegos, ideas y actividades sobre todo ello.
Es un material súper rico para emplear desde los 3 años en adelante. Además las historias son maravillosas.cuentos para educar niños felices10. Algún día. Una historia preciosa para contar de madres a hijas, perfecto para el día de la madre. Un cuento que no tiene edad, ya que es ideal para cualquier momento. A mí me emociona cada vez que lo leo.algun dia11. ¿De dónde vienen los niños? Este cuento de tapas duras es ideal para niños curiosos, para la etapa del “¿por qué?” hacia los 2-3 años, ya que incluye preguntas y respuestas comunes en torno a un nuevo nacimiento, no sólo humano, sino de cada grupo de animales. Es un recurso fantástico para trabajar de qué se alimentan los animales, cuánto tiempo tardan en crecer, cómo se reproducen o dónde viven. Es un cuento muy rico que además incluye solapas, algo que les encanta y fomenta su atención e interacción.de donde vienen losniños

de donde vienen los niñosY recuerda que lo más importante es cuidar el tiempo de lectura diario, inculcando hábitos y rutinas positivas en nuestros niños, favoreciendo el interés y la curiosidad por nuevos temas, dando ejemplo y creando un ambiente adecuado para ello, como os contaba en este post.

Y tu, ¿qué títulos me recomiendas? ¿Cuáles son los éxitos de tu casa?

El proceso de escritura

En torno al año de vida, los niños empiezan a interesarse por coger un lápiz y garabatear sobre un folio, haciendo líneas, formas y de más figuras abstractas que son el inicio de una acción que realizará el resto de su vida: emplear el lápiz y escribir.
Poco a poco iremos viendo cómo va interesándose por copiar trazos sencillos como líneas rectas horizontales o verticales o incluso círculos.

Más adelante los peques tratan de realizar dibujos y formas concretas, como cruces, triángulos, cuadrados, aspas u otras figuras que conforman dibujos que el peque encuentra en su entorno.

En torno a los cuatro años, muchos niños se interesan por empezar a escribir y leer (lectoescritura). El comienzo suele empezar por letras y números sencillos y su identificación, tratando de copiar el trazo, a veces seguido por líneas de puntos (como los cuadernillos Rubio), por imitación de otra imagen, conociendo el trazo a través del tacto o más tarde por noción propia.

Todo ello es un proceso gradual que los niños inician cuando están interesados y maduros para ello, y no deben ser presionados a ello, ya que hasta los seis años es habitual que muchos no se vean preparados o interesados en comenzar este aprendizaje.

Igualmente veremos que es fundamental una correcta prensión del lápiz, hecho que puede empezar a trabajarse a partir de los tres años, pero igualmente sin forzar al peque.

Según vayamos viendo que mejora dicha prensión, mejorará la calidad del trazo y la precisión de éste, siendo paulatinamente más adecuado y conciso, con una fuerza adecuada.

Para ello, hoy os quiero enseñar una herramienta que puede ser de gran utilidad a partir de los 3-4 años de edad, según el interés y madurez del peque. Es “Yo aprendo a escribir”un material muy útil para comenzar a copiar trazos y realizar formas concretas.
Se trata de un pupitre con varias plantillas plastificadas, un rotulador y un borrador.
Las plantillas son de dos categorías distintas: dibujar trazos o escribir.
Las plantillas para dibujar se pueden ofrecer a partir de los 3 años, a niños que tengan interés por copiar imágenes o seguir líneas de puntos.
Más adelante, en torno a los 4-5 años, podemos ofrecer las plantillas que tienen letras y palabras.

IMG_1908

El pupitre tiene una base con luz que hace que al colocar la plantilla encima de ésta se observen los trazos a seguir para formar líneas como el dibujo indica. La luz hace que se refleje lo que el niño debe completar. Para emplear correctamente esta herramienta, debemos tener menor luz en el ambiente, para de este modo observar correctamente el reflejo que emite la lámpara de la base.

IMG_1909

Al comenzar a usar este pupitre debemos poner la luz y que así el niño pueda ver los trazos adecuados que debe seguir en el dibujo, para más adelante poder retirar la luz y dejar que el peque realice la plantilla por sí mismo, sin necesidad de seguir una guía reflejada y simplemente emplear el método de observación y copia del modelo que da la platilla.

IMG_1911

Este pupitre es muy buena herramienta para el comienzo del seguimiento de trazos, la realización de formas y letras y la adquisición del abecedario.
Además algo muy positivo es que puede realizarse todas las veces que queramos, borrándolo después con el rotulador, esto hace que sea un material duradero y que puede emplearse en sesiones de tratamiento, ya que pueden emplearlo varios niños siendo el mismo material siempre, sin necesidad de comprar más material o fichas nuevas cada vez que se van realizando.

IMG_1912

Para una correcta adquisición de la escritura, debemos emplearlo junto a otras herramientas, como el dibujo libre, la unión de puntos, el coloreado y otros ejercicios que gusten y llamen la atención del niño, ya que estamos hablando de una etapa muy importante y sensible en el niño, en la que debe sentirse motivado a iniciar un proceso que empleará el resto de su vida.

Y tu ¿cómo fomentas el interés por la escritura? ¿Qué herramientas empleas para mejorar la prensión del lápiz? ¿Tienes algún material que guste mucho a tus peques?

* Si os gusta “Yo aprendo a escribir” podéis conseguirlo en la web de Dideco, y podéis obtener un 10% de descuento al utilizar el código ATTEMPRANA. Recordad que este código os sirve para comprar en toda la web.