Conociendo el cuerpo humano jugando

Los niños poco a poco van descubriendo el mundo y esto incluye descubrirse a uno mismo y a los demás.
Es curioso verles y observarles y sentir cómo comienzan a coger sus manos, sus pies, a chuparlo todo, a llevarse las cosas a la boca para conocerlas, a tocarse y sentir su entorno, a explorar, a moverse, y a descubrir sobre todo a través de sus sentidos.

En este aprendizaje el cuerpo es esencial; sus estímulos, la percepción del tacto, los sentidos, cómo aprender a manipular, tocar, nombrar… todo ello es un conjunto de aprendizajes que nos hace ir adquiriendo experiencias e ir descubriendo el mundo de manera única y diferente.

Por esto mismo, el desarrollo del cuerpo humano, sus partes, cómo está formado o para qué sirve cada una de ellas, es algo que considero esencial trabajar desde pequeños.

Nosotros trabajamos esto con varios materiales, como son los cuentos, los puzzles, los encajes o alguno concreto como este juego que os traigo hoy: “Cómo funciona mi cuerpo”.tempSe trata de un material compuesto por un tablero imantado y un libro donde ver, tocar y aprender todo lo necesario, imprescindible y más relevante del cuerpo humano.

En el libro podemos encontrar datos súper interesantes sobre el desarrollo del cuerpo humano. Cómo nos formamos, el funcionamiento de los distintos órganos del cuerpo, el aparato respiratorio, el aparato digestivo, el cerebro, la piel, la vista, el gusto, el olfato, los músculos o los huesos, entre otros.temp (1)En él aparecen datos anecdóticos y curiosos que fomentan el interés y la atención del niño o la niña, haciéndoles partícipes de su aprendizaje y fomentando la curiosidad, y la búsqueda de mayor información.

Además el libro tiene un tamaño perfecto para las manos de los pequeños y se acompaña de imágenes la información que ofrece, por lo que es una herramienta muy visual y enriquecedora.

En el tablero gigante encontramos, a la izquierda, las siluetas de dos cuerpos vacíos donde poner por un lado los músculos y por el otro los huesos, todos de manera individual, para poder aprender a nombrar cada uno de ellos y a situarlos adecuadamente en el cuerpo.temp (7)Además es una herramienta autocorrectiva, como sucede con los juguetes Montessori, ya que al no colocar adecuadamente un hueso o un músculo en la posición correspondiente, el resto de piezas no encajarán o no se ajustarán al perfil de la silueta.
Esto lo convierte en un juego que el niño y la niña pueden desarrollar por sí mismos, sin necesidad de consulta continua al adulto, ya que pueden emplear el libro y el resto de piezas para conocer el lugar adecuado de cada parte.

En la parte derecha del tablero se encuentran la mandíbula, el corazón y los órganos del cuerpo, siendo una parte que atrae y encanta a los pequeños, ya que en ella podemos tratar la función de cada órgano, la posición dentro del cuerpo, la importancia de cada uno de ellos, el riego sanguíneo y mucho más.
Respecto a la mandíbula, podemos trabajar la posición de los dientes, la caída de estos, el orden de salida, la higiene bucodental y el sentido del gusto.temp (6)Este juego se convierte en una herramienta de aprendizaje muy visual, atrayente y atractiva, donde poder comenzar a señalar en el tablero y en nuestro propio cuerpo, adquiriendo nueva información de manera directa, funcional y a través del aprendizaje activo.temp (11)Es un juego que demanda mucha participación por parte del niño o la niña, y esto hace que se sientan protagonistas del mismo y de su aprendizaje.

La curiosidad debe potenciarse desde la infancia y con estas herramientas los niños van descubriendo más sobre sí mismos y él funcionamiento de lo que ellos mismos son.temp (5)Descubrirse es esencial para poder descubrir el resto del mundo. Valorar nuestro cuerpo, de qué está formado, para qué sirve cada una de sus partes o cómo funciona cada uno de sus órganos o sentidos, es el mayor regalo que pueden tener desde que son pequeños.

Además con este material podemos potenciar:

  • La adquisición de nuevo vocabulario
  • El juego en familia y cooperativo
  • La curiosidad
  • El afán por descubrir, conocerse e investigar
  • El juego didáctico, de aprendizaje y enriquecimiento
  • Aprender a cuidar, organizar, colocar y ordenar un material
  • El valor de uno mismo y su cuerpo
  • El interés por la biología, la ciencia y el funcionamiento del cuerpo humano
  • Jugar por turnos, favoreciendo la paciencia, la atención, la espera o la memoria
  • Disfrutar del juego al 100%temp (9)

Si te gusta y quieres descubrirlo, lo puedes adquirir en tu tienda Dideco o comprándolo online en su página web aquí y además puedes conseguirlo con un 10% de descuento con el código ATTEMPRANA

Cubetto, aprendiendo a programar desde la infancia

Ahora nuestros hijos aprenden cada vez antes hitos que nosotros no aprendíamos en el colegio ni con dieciséis años.
Su generación es totalmente diferente a la nuestra y los pasos son tan grandes de una generación a otra, que no podemos ni imaginar lo que llegaremos a conocer según vayamos haciéndonos más mayores.

Es increíble ver cómo hay herramientas para todo tipo de aprendizajes, a través de aplicaciones y dispositivos, pero lo que realmente me parece curioso e importante poder enseñar a nuestros pequeños, es el funcionamiento, la herramienta desde dentro, el paso a paso y cómo llegar a hacer que lo que vemos y desarrollamos, sea posible.

La programación es una de estos campos que más ha evolucionado desde su inicio. Y cuando Dideco me mostró a Cubetto, y la posibilidad de enseñártelo, no dudé en decirle que sí, ya que si te gustan los juegos novedosos, las herramientas diferentes y la posibilidad de aprender a través de la diversión, creo que este juego te va a encantar tanto como a mí.temp (29)¿QUÉ ES CUBETTO?
Cubetto es un robot de madera, aprobado por el Método Montessori, que enseña a los niños las bases de la programación informática de una manera muy sencilla, a través de la experimentación y el entretenimiento. Seguir leyendo

Ideas para la carta de los Reyes Magos

Como todos los años por estas fechas, me gusta traerte una selección de ideas para que vayas ultimando la carta a los Reyes Magos, pero con opciones menos habituales a las que ofrecen los grandes almacenes, ya que a mí este tipo de materiales y juguetes que salen en los anuncios o en los catálogos, no terminan de gustarme, ya que creo que en su mayoría son modas, que los niños acaban por usar tan sólo unos días y además a precios desorbitados para los materiales y las calidades que realmente muestran.

Ya sabes que me gusta mostrarte ideas que ya conozco y empleo tanto en sesión como en casa, y que son de gran utilidad, calidad y favorecen diferentes aspectos del niño. Durante estas semanas iré mostrándote varias ideas.

Aquí te dejo las primeras divididas por categorías:

1. PARA LA MESA DE LUZ

Letras para la mesa de luz

Un material ideal para jugar sobre la mesa de luz o incuso fuera de ella. Estas letras de acetato son perfectas para comenzar a reconocer letras, discriminarlas, reconocer sus siluetas, sus colores y formas.

Son ideales para copiar su silueta sobre un papel sobre la mesa de luz, a modo de calco o copiar su trazo en una mesa sensorial con harina o pan rallado, por ejemplo, iniciando el proceso de reconocimiento y lecto-escritura. Seguir leyendo