En la piel de Almudena y Aitor

Hoy volvemos con una nueva historia de esas que dan sentido a esta comunidad, que estamos creando entre todos, este blog dedicado a la Atención Temprana y la infancia.

Este espacio está abierto para todos vosotros, para que podáis contar vuestra experiencia, vuestra vivencia, el caso de vuestro peque, hablar de una enfermedad rara o buscar apoyo, como es el caso de Almudena, protagonista junto a Aitor de la historia de hoy.

Ella es madre de un niño de 3 años con posible diagnóstico de TEA y está buscando una red de apoyo en Ciudad Real, y me escribió para buscar gente en su misma situación, próxima a ellos, por lo que si queréis contactar con ella escribidme a mí a través del cuestionario de contacto del blog, y os pondré en contacto.

Con estas palabras nos deja ponernos en su piel y en la de Aitor:

Hola. Voy a contar mi historia un poco resumida porque es muy larga y algún detalle también se me escapará.

Actualmente Aitor tiene 3 años y medio.
Con un año y medio más o menos me empecé a dar cuenta que lo llamaba y no me miraba, apenas miraba a la cara y no empezaba a hablar, pero me decían lo típico de no te alarmes que es muy pequeño, así que no le di más importancia pero yo tenía sospechas de que algo pasaba.
Cuando empezó la guardería ahí ya me dieron la voz de alarma a la semana de empezar porque las cosas que hacía, al haber tantos niños destacaba mucho, él era muy observador, daba vueltas por la habitación, aparte de que seguía sin hacer caso cuando se le llamaba, sin comunicación visual y sin hablar.

Desde octubre del 2016 lo están tratando aquí en mi zona en atención temprana y la verdad que el cambio se está notando aparte de que la guardería también ha ayudado mucho.

Cuando empezó atención temprana nos aconsejaron que lo lleváramos al otorrino también para ver si tenía problemas de oído y también lo llevamos a la neuropediatra y ahí vieron que tenía rasgos del espectro autista y fue cuando ya me termine de derrumbar.

Hoy en día sigo teniendo también mis momentos de bajón porque tampoco tenemos un diagnóstico claro hasta diciembre que vamos a ir a un centro privado en Madrid pero también nos han dicho que hasta los 5 o los 6 años no te hacen un diagnóstico más específico.

Aitor no quiere probar alimentos nuevos, a mediodía siempre come triturado y no hay mucha variedad de alimentos sólidos que coma.

Ahora ha empezado el colegio y es como volver a empezar de cero adaptarse a la rutina, a los nuevos compañeros, a la tutora y a un sitio nuevo.

Me gustaría conocer padres que estén en nuestra misma situación o que hayan pasado por el principio de un diagnóstico para saber cómo lo han ido superando y que así me cuenten alguna experiencia porque no conozco a mucha gente por mi zona, Ciudad Real.

Muchísimas gracias de corazón.img_2765*Gracias Almudena por compartir tu historia con nosotros y en este espacio.

* Si como Almudena quieres contarnos tu historia, que nos pongamos en tu piel y podamos aprender y mirar a través de tus ojos, no dudes en ponerte en contacto a través del cuestionario de contacto, en la pestaña superior, o escribiéndome a [email protected]

Puedes descubrir más sobre este Proyecto, y sobre cómo colaborar aquí: https://atenciontempranayestimulacion.com/2016/05/16/me-ayudas-a-ponerme-en-tu-piel/

Aprendiendo con cubos sensoriales

¿Quieres ver el último descubrimiento que he hecho en materiales con un fin pedagógico? 

Desde que comencé a trabajar en Atención Temprana pongo mucho el foco en aquellos productos y marcas que trabajan con materiales de calidad y juguetes educativos. y sobre todo en aquellos espacios que crean productos para todos y para todo, que ademas de tener un fin pedagógico y educativo, esté pensados para enseñar, ilusionar y asombrar a los niños.

Dideco es un referente en este sentido. ademas cuenta cada vez con un mayor abanico de productos y novedades, y por eso me gusta ir mostrándoos aquellos materiales que creo que pueden interesaros y ser funcionales para peques de entre 0 y 6 años. Además me gusta que veáis juguetes que tienen muchas funciones, que son de calidad y que pueden tener muchas utilidades, ya que es mejor tener poco y bueno, que mucho y poco útil o de escasa calidad.

Hoy quiero mostraros dos materiales diferentes, pero con un fin similar, aunque son dos posibilidades distintas y por ello os las voy a separar para que podáis escoger el que os guste y convenga más.

Ambos son cubos sensoriales que estamos usando a diario. se complementan entre sí.

Si tenéis niños de entre 6 meses y 6 años, estoy segura de que os van a gustar.

1. El primero es un material de Guidecraft, que si no conocéis la marca, os la recomiendo al 100%. Vienen 17 piezas sensoriales de diferentes tamaños, formas y colores y una bolsita de tela para guardarlos, algo que me parece genial para mantenerlos ordenados, cuidados y que no ocupen mucho espacio.IMG_7643Me gustaría explicaros su uso según las diferentes etapas evolutivas o edades de desarrollo: Seguir leyendo

La maduración del niño, clave en su desarrollo

Estamos muy acostumbrados a escuchar que los niños pueden hacer todo lo que se propongan en el momento en el que se les proponga. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto? Realmente, ¿puede un niño aprender a controlar sus esfínteres cuando no está maduro para ello? ¿Puede aprender a escribir a los 4 años? ¿Es positivo adelantar todos estos procesos? Y entonces, ¿por qué no enseñarles aún antes de los 4 años a leer y antes de los 2 años a quitarse el pañal si son capaces de hacerlo bajo entrenamiento

Este tema es realmente polémico y tras leer mucho e investigar qué hay de cierto en todo esto, puedo concluir que todo depende del desarrollo madurativo del niño, de su cerebro, su madurez muscular y emocional y no de la actitud o la decisión del niño, o de su antojo, sino que todo es un proceso que debemos llevar a cabo poco a poco y al ritmo del niño.De esto os hablo en mi nueva colaboración con Tutete, donde explico de qué depende esta madurez y por qué debemos respetar el ritmo de cada niño. 

No os perdáis este post que muchos deberían leer para poder comprender los tiempos de cada niño.

¡Feliz jueves! ¡Y os espero en los comentarios con vuestras experiencias!