Fomentar la persistencia, la constancia y el esfuerzo jugando

La sociedad en la que vivimos ha cambiado enormemente en las últimas décadas.
Las nuevas tecnologías y los medios con los que contamos actualmente, nos han impulsado a obtener grandes beneficios pero también grandes enemigos, de los que somos responsables y en los que debemos educar a nuestros hijos e hijas.

Hace tiempo os hablaba de la inmediatez con la que obtenemos todo, en este post sobre cómo inculcar la paciencia en nuestros hijos, pero es verdad que la atención y la perseverancia no están de moda.

Nos estamos convirtiendo en un modelo de inmediatez extrema, donde es complicado trabajar y favorecer aspectos como la espera, la constancia, la escucha, la persistencia o el esfuerzo.

Para adquirir mucho de lo material que nos rodea, podemos hacerlo a golpe de clic en unos segundos, a través de aplicaciones, buscadores, tiendas on line o con una simple llamada de teléfono.

Esto hace que nuestros hijos estén creciendo en este momento social, donde todo se consigue de manera rápida e incluso inmediata y, si no es así, las reacciones por conseguirlo son incluso extremas.

Por todo esto, desde hace un tiempo en casa hemos eliminado la tablet, tratando de potenciar que nuestros hijos conecten más consigo mismos y con lo que les rodea, y no tanto con aquello que les ofrece inmediatez casi sin esfuerzo ni razonamiento.
Además de este cambio tan significativo en nuestro hogar, que no ha costado prácticamente nada, la verdad sea dicha, también hemos introducido juegos y materiales nuevos que favorecen su persistencia, su espera, su esfuerzo, el trabajo, la concentración, la autonomía o la paciencia, entre otros aspectos.

Todos los juegos y las actividades que se realizan por uno mismo, nos hacen integrar mayores aprendizajes y habilidades funcionales para nuestro día a día, por ello hoy os muestro dos de estos materiales que pueden cambiar nuestro día a día:

1- Piedra para lijar en forma de corazón:
Este juego se compone por un set donde encontramos una piedra de talco en forma de corazón sin pulir, y el peque debe pulirla y lijarla con los tres papeles de lija diferentes que incluye, observando las instrucciones en castellano, con ayuda de sus padres si es que aún no lee para comprender adecuadamente cada paso.
Es un juego perfecto para niñas y niños a partir de 5 años, ya que el ejercicio de pulir, aunque requiere tiempo y persistencia, es apto y adecuado para niños de estas edades.
Es perfecto para aquellos que quieran realizar un amuleto o un colgante para regalar o para ellos mismos, sintiéndose autónomos, capaces y orgullosos de sí mismos por su esfuerzo y su trabajo.

Esta tarea puede llevarnos varias horas o incluso sería recomendable realizarla en varios días.
La enseñanza que debemos transmitir a nuestros hijos e hijas debe ser la de la persistencia y el esfuerzo. Realizar un colgante por sí mismos, que será único, hecho por sus propias manos, con lo especial y motivador que supone esto para ellos, siendo un trabajo autónomo y enriquecedor.
Debemos comprender que si no están acostumbrados a realizar este tipo de tareas, se desmotiven rápidamente si no ven grandes avances de manera inmediata, o quizás quieran rendirse al poco tiempo, pero alentándoles y resaltando sus valores, seguro que su motivación aumenta y consiguen terminarlo a los pocos días.pulir piedraRespecto al material, es un corazón de talco con 3 papeles de lija y una cuerda de cuero para colgar una vez terminado el amuleto y aceite para hacer brillar la piedra y darle un acabado mucho más bonito.

Con este material favoreceremos la coordinación óculo-manual, la motricidad fina, ganando coordinación, fuerza, agilidad, calidad en sus movimientos o precisión. Además fomentaremos valores como la paciencia, la atención, la persistencia en una misma tarea, confianza y seguridad en uno mismo y en sus capacidades, la capacidad de toma de decisiones, la concentración o el juego autónomo entre otros muchos aspectos.
Ver sus caras de satisfacción y orgullo no tiene precio, y realmente es un material que sí les proporciona unos valores y una enseñanza para el resto de sus vidas.

2- Seccorell:
Se trata de unas barritas de color y un cubo con una superficie para lijarlas, donde al frotar la barrita de color sobre la lija, cae un ligero polvo de color sobre la superficie que deseamos colorear y así podemos trabajar el color o el pigmento con los dedos. seccorell 5
Este set incluye varias barritas de color, un cubo para lijar con diferentes caras donde poder frotar cada uno de los colores, un pincel para frotar el cubo de lija y una cajita para guardarlo.seccorell 0Es un juego súper completo, ya que con él potenciamos la creatividad y la imaginación, la motricidad fina, la fuerza y la precisión con las manos, la coordinación óculo-manual, la atención, la permanencia en una misma actividad y sobre todo el juego de calidad, donde hay perseverancia, concentración y autonomía para poder pintar con el polvo aquello que deseemos.seccorell 1El polvo cae sobre la superficie y con los dedos puedes colorear o pintar lo que desees, además con las barritas de color podemos realizar líneas o el contorno del dibujo que deseemos.

Esto hace que favorezcamos la paciencia, la espera o la persistencia, valores fundamentales en la sociedad.

Además estos dos juegos, tanto la piedra para pulir como las barritas de color, nos trasladan y nos recuerdan a los objetivos e ideales de las pedagogías alternativas, tan presentes en nuestra actualidad educativa, como son la filosofía Montessori o la pedagogía Waldorf, donde en ambas se transmite la persistencia, el esfuerzo, el trabajo manual y diario, la autonomía o la creatividad.

Es por esto que os recomiendo haceros con estos materiales u otros semejantes que potencien valores similares y transmitan una base llena de aspectos beneficiosos para vuestros hijos.

Y tú, ¿favoreces la persistencia, el esfuerzo o el juego autónomo? ¿Crees que es importante potenciar estos valores a través del juego?

 

*Ambos materiales son de EL GLOBO AMARILLO y los puedes conseguir pinchando en los enlaces de cada uno de ellos