Conocer las rutinas y los tiempos jugando

Para muchos de nosotros las rutinas son necesarias. Nos ayudan a estructurar, organizar y conocer lo que haremos a lo largo del día o de la semana, de manera global, teniendo referencias fijas en nuestro día a día, y siendo éstas clave para saber anticiparnos a lo que ocurre en cada ocasión y anteponernos a cada acción.

En las aulas de educación infantil, encontramos muchas veces herramientas asociadas a la estructuración y las rutinas.

Se trata de materiales que sirven para comunicar y organizar visualmente al niño y ofrecerle una realidad física de lo que irá aconteciendo.

A mí me gusta emplear estas herramientas tanto en casa como en sesión y en este post incluso os mostraba cómo haceros una agenda visual y en este otro una tabla de normas.

Pero si hay algo que les gusta a los peques y les hace integrar las rutinas o las normas son los materiales que pueden manipular, explorar y descubrir por sí mismos para aprender y descubrir más del día a día y de lo que les rodea.

Hoy os voy a mostrar dos imprescindibles que usamos nosotros para este tipo de tareas:

1. PUZZLE DE SECUENCIAS TEMPORALES
Se trata de un juego formado por 10 puzzles de 3 piezas cada uno, donde poder descubrir las secuencias temporales de diferentes acciones, conociendo una situación, la acción entorno a ella y su consecuencia.IMG_0667Algunos ejemplos:
Una niña despeinada- un peine y un cepillo- una niña peinada
Ropa sucia- lavadora- ropa limpia

Estos puzzles son de madera gruesa, por lo que son perfectos para las manitas pequeñas y para comenzar a hacer puzzles, a partir de 2 años, para reconocer e integrar el aprendizaje de encajar unas piezas con otras a la hora de crear rompecabezas.
Aprender a manipular y encajar piezas creando una sola, es imprescindible para la mejora del esquema viso-espacial y la capacidad de abstracción.

Seguir leyendo

Por qué no debemos mentir a los niños

Son tantas las veces que empleamos la mentira de forma espontánea para salir del paso ante situaciones cotidianas, que a veces no nos damos cuenta de la importancia y el impacto que tienen nuestras palabras sobre los niños.En muchas situaciones es necesario emplear un lenguaje más sencillo al que emplearíamos con otro adulto, o “perfilar” o simplificar la realidad para poder mostrársela a los niños, pero no es necesario mentir o incluso engañar con situaciones que antes o después descubrirán por sí mismos, encontrándose de cara con la realidad que les hemos ocultado y descubriendo que les hemos engañado, como os cuento en este post. Seguir leyendo

Favorecer la Inteligencia Emocional jugando

Si hay un tema al que doy especial importancia y valor en este espacio, es al desarrollo emocional.
Poco a poco se va poniendo más foco sobre ello y se van teniendo más en cuenta las emociones a la hora de criar, educar y transmitir valores a nuestros peques, esperando que en un futuro próximo la educación emocional sea una materia más que impartir y ofrecer en escuelas y colegios desde la primera infancia hasta la edad adulta.

El ser humano se mueve por sus emociones, por lo que siente, lo que va descubriendo y percibiendo de cada entorno, acción, persona…
Por todo ello, si comenzamos a trabajar las emociones desde que un bebé nace (o incluso antes), podremos ir sembrando un aprendizaje de valor para el resto de su vida.

Una de las herramientas que mejor funcionan, y que más les gustan a los peques, son los materiales y juegos que están diseñados para potenciar y trabajar las emociones, verbalizarlas, identificarlas y tratarlas.

Hoy me gustaría mostraros dos de estos materiales que estamos empleando y funcionan realmente bien.

EMÖTIÖ

Es un juego de mesa, creado por la psicóloga Marta Miguel y diseñado por Judith Ballester.
Es un material pensado para potenciar la inteligencia emocional a través de la diversión, del juego en grupo y la comunicación.IMG_0180Se trata de un juego formado por 40 cartas con 40 emociones/sentimientos y preguntas de reflexión.
Las cartas están divididas por colores según la categoría de cada una. Y cada una de ellas tiene una puntuación. Seguir leyendo