Cómo no convertirse en madres y padres helicóptero

Llegan las vacaciones y pasamos más tiempo con nuestras hijas e hijos y esto a veces supone un cambio en nuestra rutina, en nuestro comportamiento con ellos y en la actitud, en general.

Hay expertos que hablan del término “padres o madres helicóptero” para denominar a aquellos y aquellas que están encima de sus hijos e hijas llenándoles de tareas, obligaciones, sobreprotegiéndoles, procurando escoger y seleccionar todo lo que hacen, sin dejar ningún mínimo peligro a su alcance o tiempo vacío que les haga aburrirse o sentirse sin nada que hacer… pensando que es lo mejor para sus peques y sin darse cuenta de que en la mayor parte de las ocasiones esto supone todo lo contrario.

Hoy te hablo de este mismo tema, de la rutina en verano y la sobreprotección de los hijos y las hijas en mi nuevo post en colaboración con el Club de Malasmadres.

Espero tus experiencias y comentarios para compartir y nutrirnos todos, los unos de los otros!207-helicóptero-malasmadres-03

*Imagen: Club de Malasmadres

Cambiar la rutina en vacaciones y sus beneficios

Llegan las vacaciones escolares, y con ellas la ausencia o el cambio de rutina suele ser algo habitual.

Hay quienes tratan de llevar un horario semejante al adquirido durante el curso para no cambiar mucho los hábitos y hay quienes, por el contrario, prefieren salirse de la rutina y aprovechar estos meses de descanso para realizar tareas novedosas o dejar de lado el reloj.

Como te cuento en este post, salirse de la rutina puede ser algo muy beneficioso para nuestros hijos e incluso para nosotros mismos.La ausencia de un mismo horario y unas tareas cerradas, puede hacernos descubrir nuevas inquietudes, querer desarrollar diferentes actividades, alcanzar nuevos aprendizajes o interesarnos por distintos temas que hasta ahora no nos habían atraído o no se habían puesto en nuestro punto de mira. Seguir leyendo

El juego: la principal tarea del niño 

A veces nos creemos dueños de los niños. De los nuestros o de los de cualquiera. Por el simple hecho de ser niños.Pero ¿por qué sucede esto? ¿Es, tal vez, el hecho de que sean pequeños? ¿Nos creemos superiores a los ellos y por eso empleamos la autoridad?Quiero pensar que toda esta idea está cambiando y que cada vez actuamos más de tú a tú y de igual a igual, sin tener en cuenta tanto la edad, sino siendo conscientes de que todos somos seres humanos, con corazón, sentimientos, necesidades…

Por esto mismo, cuando me preguntan ¿cuál es la principal tarea del niño? Yo lo tengo claro: JUGAR.Y muchos me dicen: “¿De verdad crees que los niños no deben hacer nada más que jugar? ¿No deben tener responsabilidades? ¿No tienen que tener unos límites?”

Pues claro que sí. Todo va de la mano. Y es necesario inculcar valores y educar pero sin olvidarnos de que son niños y han venido al mundo a jugar, a descubrirlo con una mirada única y particular que sólo ellos como niños tienen.
De todo lo que aporta el juego, de sus valores, cualidades, beneficios y mucho más, os hablo hoy en este nuevo post en colaboración con el club de MalasmadresDejemos que los niños descubran el mundo jugando. Hay tiempo para todo y esa magia sólo durará unos años.

Tienen toda la vida para ser adultos pero nunca volverán a ser niños.