Autonomía personal y verano

Llega el verano y nos encontramos ante una época perfecta para dedicarle tiempo a aspectos que en otros momentos del año implican mucha dedicación y paciencia por nuestro lado.

La autonomía personal es un aspecto esencial a desarrollar a lo largo de nuestras vidas. Es por esto que debemos implicarnos en su desarrollo desde que nuestros hijos e hijas son pequeños, potenciando su independencia.

Pero ¿sabes cuántos aspectos favorece el hecho de ser autónomo? ¿Sabías que tú autoestima también depende de lo autónomo que seas?

En este nuevo post en colaboración con Tutete, te cuento qué aspectos potenciar en autonomía según la edad de tu hija o hijo, respetando sus ritmos de desarrollo y favoreciendo así que desarrolle todo su potencial intrínseco.

Te espero en el post con tus comentarios!

Y tú, ¿cómo potencias la autonomía? ¿qué aspectos son más importantes para ti?

Normas para visitar a un recién nacido

Cuando un bebé nace, se convierte en un acontecimiento familiar y social muy grande, donde cada uno tiene su idea sobre la llegada del nuevo miembro, y es por esto que deben establecerse ciertos límites para poder recibir al bebé y a su mamá en el mejor ambiente posible, donde su bienestar prime por encima de todo.

Siempre habrá a quienes les guste hacer las cosas de un modo u otro, y habrá opiniones y opciones para todos los gustos, pero lo que sí que debemos tener claro de antemano es que hay ciertas normas básicas que deberíamos seguir en este momento tan delicado e importante para la nueva familia, donde nace un bebé y se inician nuevos lazos y vínculos.

El tándem mamá-bebé debe establecerse, conociéndose poquito a poco, estableciendo sus rutinas, descubriéndose, asentando su manera de alimentarse, dormirse y calmarse, entre muchas otras cosas.

Para mi estos son los imprescindibles a llevar a cabo cuando nace un bebé y vamos a visitarle al hospital, que cumplo tanto al nacer cualquier bebé en mi círculo cercano, como cuando yo he tenido a mis hijos y he estado en el hospital Ingresada.

  1. Llama antes de hacer una visita, aunque seas el mismísimo rey. Hay momentos en los que bebé y mamá descansan o prefieren estar a solas. No te lo tomes como algo personal, respétalo.
  2. Respeta los horarios de visita aunque el hospital no los tenga. Lo habitual es preguntar a la familia o sino ir en un horario normal (10:30-13:30/17:00-20:00).
  3. Si estás enfermo no hagas visitas. No pasa nada porque el bebé conozca a sus seres más queridos dos días más tarde. Se trata de priorizar la salud por encima de todo.
  4. Haz visitas cortas, ya que bebé y mamá se están conociendo y necesitan tiempo para ellos.
  5. Lávate las manos antes de visitar al bebé, en un baño del hospital, justo antes de entrar a la habitación.
  6. El bebé no es un trofeo que pasa de mano en mano. Tiene que estar con su mamá, su papá o en donde ellos decidan. Ya habrá tiempo de cogerle.
  7. El bebé se está adaptando al mundo. Por lo que debe estar lo más cerca de su madre, ya que lleva nueve meses junto a ella y es donde mejor va a estar, oliéndola, oyendo su corazón y tocándola.
  8. No uses el baño de la mamá, ni su armario o su cama para sentarte. Por respeto y por higiene.
  9. Respeta las tomas donde bebé y mamá necesitan intimidad y calma para tomar el pecho o su biberón.
  10. No hables del aspecto de la mamá. Las frases típicas de “tienes cara de cansada”, “no se te ha bajado nada la tripa” o “vaya pelos llevas” no aportan nada.
  11. Acuérdate de preguntarle a la mamá cómo está y darla apoyo, ya que el postparto es un momento duro y la empatía y el cariño es todo lo que necesita.
  12. No des consejos. Lo que más ha escuchado la mamá durante su embarazo son consejos, por lo que ahora necesita apoyo y ánimo, no experiencias ajenas u opiniones.ezy-watermark_22-01-2020_09-18-00a.u00a0m.

Y lo más importante y que menos solemos recordar es que ofrecer ayuda en lo que necesiten no es ayudar en lo que tengamos nosotros en mente como necesario, sino preguntar a la nueva familia en qué necesitan verdadera ayuda o qué les resultaría útil que hagamos en este momento. Ese es el verdadero y único significado de ayuda.

Y estos son mis imprescindibles, muy básicos y razonables, donde el sentido común prima a la hora de ir a conocer a un bebé, ya que lo primero en lo que debemos pensar es en la mamá y en su bebé, y no en lo que nosotros deseemos o queramos, por muy buena intención que tengamos.

Nadie duda de que lo que queramos sea demostrar todo nuestro amor a ese nuevo bebé, pero quizás debemos comprender que la llegada al mundo para él es un cambio muy brusco y lo que necesita es tan solo los brazos de su madre, alimento y calma.

Ya habrá tiempo de todo lo demás durante toda su vida, ¿no crees?

La plagiocefalia

¿Qué es la plagiocafalia? ¿cómo se puede prevenir? ¿Cuáles son los pasos para tratarla?

En este Post escrito junto a mi compañera y amiga María, experta en Fisioterapia y Atención Temprana, podéis encontrar las claves al respecto.

La plagiocefalia es una de las patologías más consultadas en este campo y podemos ver cómo prevenirla desde el nacimiento del bebé y qué pasos seguir en el caso de que con tal prevención no observemos mejora.

Te dejo aquí este Post escrito para el Club de malasmadres, con todas las claves y la información necesaria sobre este tema tan importante como es la plagiocefalia.

Y tú, ¿conocías esta patología? ¿Te han hablado de ello en las consultas pediátricas?

Los mejores juguetes para bebés de 0-12 meses

Con la llegada de las navidades, me gustaría hacer un recopilatorio de juguetes y materiales esenciales de 0 a 6 años, dividiendo esta selección en varios post que iré lanzando en estas semanas, para poder ayudar a sus Majestades con la carta.

En varios talleres y charlas he hablado de cuáles son los materiales que yo recomiendo y son un éxito entre peques y además son beneficiosos para el desarrollo del niño y la niña en cada etapa y es por esto, que me gustaría compartirlo en una serie de post para que podáis consultar siempre que queráis, no solo en navidad, sino en cumpleaños, Ratoncito Pérez o llegada de hermanos y hermanas, por ejemplo.

En este primer post os voy a compartir mis Top 10 de la etapa de recién nacido hasta los 12 meses, aproximadamente:

  • Dou- dou: es una pequeña mantita de peluche, suave y con un muñeco, donde podemos echar el perfume de la mamá o el papá, y que así el bebé se sienta cerca de éstos cuando está en su cuna, en su carro o cuando acude a la escuela infantil. Puede ayudar al bebé a sentirse tranquilo y calmado aunque no esté en brazos, y además puede ser su objeto transicional (aquí puedes descubrir más sobre este tema).

Seguir leyendo

El gateo: cómo potenciarlo y sus beneficios 

Cuando los peques cumplen 4 o 5 meses empiezan a interesarse por su entorno más allá de sus padres, queriendo moverse, descubrir y explorar el espacio poco a poco con las herramientas que van adquiriendo.

Este proceso comienza con el movimiento de las extremidades, el volteo, la reptación, el arrastre, el gateo y la marcha.Pero, ¿qué beneficios tiene el gateo? ¿Cómo podemos potenciarlo? ¿Qué aspectos potencia? ¿Por qué es tan beneficioso el gateo para los peques? Seguir leyendo

Dónde puede comer mi hijo si aún no se sienta solo

Esta consulta cada vez está llegándome más y más y por eso quiero tratar de resolverla dándoos diferentes opciones según el momento y la madurez del peque.

Hacia los seis meses los peques empiezan con la alimentación complementaria y es aquí donde unos prefieren introducir sólo los cereales, otros los purés de fruta y verdura o sólo uno de ellos y otros comenzáis con el Baby-led weaning, que consiste en comer a partir de trozos pequeños, como os contaba aquí.
En el caso de comenzar sólo con cereales, podremos empezar a introducir la cuchara uniéndolos a la leche, o emplear el biberón si así lo decidimos.

Si empezamos con la cuchara, estaremos en el mismo caso que en los que comienzan a introducir purés y papillas. Es en este momento donde pensamos ¿Y cómo le doy las papillas, sentado tumbado, reclinado? ¿Es momento de comprar una trona? ¿Me sirve la hamaca para que coma? Seguir leyendo