¿Calidad o cantidad?

Desde hace tiempo se ha abierto el debate entre estos dos conceptos: la calidad y la cantidad de tiempo que pasamos con nuestros hijos.

Resulta que hasta hace unos años, yo tenía unos argumentos diferentes a los que tengo ahora. Según pasa el tiempo observo que no todo es blanco o negro y que varía mucho de la rutina de cada familia, de las necesidades de cada uno y de cómo se organice y estructure cada núcleo familiar. Y por ello, quiero exponer mis argumentos por si pueden ayudaros y aportaros nuevas ideas.IMG_8693Cuando una familia me pide ayuda y recurre a mi para recibir respuesta a algún problema o terapia, escucho y acompaño sus necesidades, que no serán las mismas que las de ninguna otra familia y, por lo tanto, se resolverán de manera individual y única. Seguir leyendo

Tablas de conducta y normas en familia

¿Qué herramienta puede servirnos para gestionar las rutinas y las conductas en casa? ¿Cómo podemos hacer para gestionar las situaciones de frustración? ¿Qué puede ayudarnos a resolver mejor los conflictos cotidianos? ¿Cómo podemos explicar a nuestro hijo lo que no está permitido dentro de la convivencia y lo que no?

Estas son muchas de las cuestiones que me planteáis a diario, y que hoy voy a tratar de resolver en este post.

Después de emplear muchas herramientas, no sólo profesional sino también personalmente, he ido seleccionando un conjunto de estrategias que son las que más  he observado que ayudan a resolver los conflictos y a entender las normas, las consecuencias de nuestro comportamiento y las rutinas dentro del día a día. Estas herramientas sirven para emplearse tanto en casa como en sesión o en aula.

Es un material que suele ayudar mucho con la comprensión y la expresión de situaciones cotidianas y por lo tanto, facilita la convivencia, la expresión de emociones, la empatía, entre otros aspectos.IMG_8111 Seguir leyendo

La gestión de las emociones: frustración, rabietas y otras emociones

Con la llegada de las vacaciones pasamos más tiempo juntos y en familia y esto a veces hace que surjan más conflictos, enfados, estrés o discusiones.Pero, ¿qué podemos hacer para trabajar estas emociones desde pequeños? ¿Qué herramientas pueden resultar eficaces en estos casos?

Hoy os traigo un post lleno de recursos para emplear con niños a partir de dos años, para poder gestionar las emociones, identificarlas, clasificarlas, canalizarlas y expresarlas adecuadamente.
Son ideas que pueden ayudar tanto a los peques como a los adultos, y que pueden crear en todos una rutina de gestión adecuada y funcional.Se trata de aportar ideas que ayuden en la relación familiar y hagan que la convivencia sea un hecho positivo y agradable.

Aquí podréis conocer cómo usar los botes de las emociones y el bote de la calma, y además me encantará conocer vuestros trucos e ideas para resolver estos momentos y situaciones en casa.

Así mismo debemos comprender las etapas del desarrollo evolutivo del niño y su evolución cerebral, ya que cada niño tiene su ritmo madurativo y necesita unos tiempos para llevar a cabo unos procesos u otros.

Además este post viene con sorpresa, podéis descubrirla aquí y participando en ese mismo post en colaboración con el Club de Malasmadres. 

Feliz martes a todos!