Cómo conciliar el sueño en tiempos de coronavirus

Hace unos días mis hijos empezaron a mostrar dificultad a la hora de conciliar el sueño.
La falta de actividad física y el hecho de estar dentro de casa todo el día durante más de 60 días, estaba empezando a ser muy notable a la hora de sentirse cansados y poder así acostarse y quedarse dormidos fácilmente.

Y esto me hizo darle varias vueltas. No me gusta conformarme con las situaciones que no fluyen en el día a día o dejarlas en manos de la suerte, sino que trato de darles una vuelta para ver cómo gestionarlas para que cambien o al menos intentarlo.
Me encanta que el momento de acostarles sea positivo y nos despidamos bien del día, que ellos se acuesten mejor y se sientan felices en ese momento que les cuesta tanto parar y relajarse.

Y fue así cuando pensé que podría aplicar en ellos lo mismo que a mí misma me estaba funcionando en momentos de mayor estrés o ansiedad.
La meditación o la relajación me está sirviendo de gran ayuda en momentos del día donde aflora el estrés, el ruido o las discusiones.img_6509Y entonces se me ocurrió iniciar una rutina para ir a la cama cada noche de una manera diferente, siguiendo estos pasos:

1- Poner música calmada (cosa que hacemos cada noche desde que nacieron). Nos gustan mucho Enya o Coldplay, entre otros. Pero estos son lo que mayor aceptación tienen para ellos en esta franja horaria.

2- Abro la ventana y echo las pesadillas afuera. Les digo que las pesadillas se van por la ventana y que cuanto menos las llamemos menos vendrán. Que debemos hacerlas de menos para que no nos invadan. Nos reímos de ellas un rato, burlándonos de ellas y haciendo mofa, para restarle importancia a esta situación. A nosotros nos funciona.

3- Me tumbo con ellos para darles seguridad y calma, y les explico que hasta que no se duerman no me iré.img_65074- Y aquí viene el cambio que hemos integrado, ya que muchos días empezaban las risas, las conversaciones interminables y no se dormían hasta pasada una hora o incluso más. Ahora hacemos esto:
Les pregunto a dónde quieren viajar. Ya que cada noche entrábamos en el bucle de a dónde iremos cuando esto acabe, si tendremos playa este verano o si volveremos al parque de atracciones.
Al preguntarles a dónde queremos ir hoy, ellos me dicen un par de ideas y con eso construyo una historia de teletransporte a través de mi voz.
Les relato una historia centrada en los sentidos (gusto, vista, tacto, oído y olfato), donde les narro a dónde vamos, que vemos, qué olemos, qué tocamos y percibimos.
Por ejemplo: me dicen quiero volver a la playa mamá, o quiero ir a una casita del campo.
Y les cuento cómo viajamos hasta allí y lo que vemos al llegar.
“Vemos una casita preciosa de piedra blanca y ladrillo, abrimos su puerta de madera y tiene una entrada enorme con un banquito. Huele a bizcocho recién hecho y sentimos el calor de la leña y la chimenea.
Salimos a dar un paseo por el campo, por un caminito de piedras, y nos desviamos por la montaña, tocando la hierba que nos rodea, nos tumbamos sobre ella y la notamos húmeda y fresca. Además rozamos la hierba entre los dedos y vemos el cielo azul lleno de nubes con formas maravillosas.
Soy capaz de ver un conejo entre las formas de las nubes, y una oveja, y también veo los rayos del sol que me dan calorcito y me hacen sentir bien.”

Y así continuamos todo lo que deseemos hasta crear una historia maravillosa llena de sentimientos que nos teletransportan a un momento ya vivido y a experiencias sensoriales que tanto añoramos ahora que estamos confinados. Siendo capaces de volver a sentir, imaginar, oler, percibir sensaciones que nos agradan y nos teletransportan a otros parajes.

Si para los adultos es posible teletransportarnos a donde la voz nos guíe, para los niños aún más. Son más imaginativos y creativos y siguen la guía de la voz al pie de la letra, metiéndose en la historia de lleno.

Y prácticamente sin darnos cuenta, nos habremos relajado todos de una manera preciosa, en familia, viajando a donde ahora mismo no podemos ir físicamente pero si a través de nuestra imaginación.img_5094Regular el tono de voz, siendo un tono bajo pero sin susurros, con una narración pausada, manteniendo la historia y la coherencia, será el modo de propiciar la relajación de los niños y niñas e incluso de los adultos.
Además debemos buscar sensaciones placenteras, agradables y que añoren, pero que sean calmadas (el agua del mar que acaricia sus pies, sentir el sol sentados sobre la hierba, dar de comer a un pajarito, oler una flor, acariciar un conejito, oler la leña del pueblo…).
En ningún caso debemos abordar emociones que les asusten o desagraden. El fin principal es que concilien el sueño de una manera placentera y agradable.
Además de recibir una experiencia de amor y cariño, que su madre o padre les brinda y comparten y, que atesorarán para el resto de sus vidas.

Y en menos de lo que leéis este post, vuestros hijos e hijas habrán conciliado el sueño de una manera diferente, dedicándoles un tiempo único, con mucho amor y sabiendo que dejaremos en ellos una estrategia para aprender a relajarse cuando así lo necesiten, dándoles herramientas funcionales para el resto de sus vidas.
Ah, y no se si será coincidencia o suerte, pero desde que hemos iniciado este nuevo método, descansan toda la noche a gusto y tranquilos. Os animo a probar y compartir vuestras experiencias.

Las regresiones en tiempos de coronavirus

Después de tantos días de confinamiento, pueden aparecer conductas o regresiones en las diferentes áreas de desarrollo del niño o la niña, debido a esta situación excepcional que estamos viviendo.

¿Qué es una regresión?

Es un mecanismo de defensa del cerebro consistente en la vuelta a un nivel anterior del desarrollo. Es decir, ante una situación inesperada, extrema o de descontrol, el cerebro vuelve un paso hacia atrás para tomar impulso y poder así continuar avanzando, de tal manera que afianza cada paso.ezy-watermark_19-05-2020_12-29-50a.u00a0m.Si quieres saber cuáles son las principales regresiones y cómo podemos dar respuesta a ellas, acompañándolas de manera segura, tranquila y afectuosa, te dejo este post que he escrito para Tutete, donde te hablo sobre todo ello.

–> Te interesa si te preocupan estos temas: aumento de rabietas en estos días, falta de control de esfínteres, alteración en la comida o el sueño u olvido de hitos ya adquiridos, entre otros temas.

Tienes el link aquí. 

Beneficios del juego desestructurado

El juego es la principal herramienta de aprendizaje de la niña y el niño. A través del juego se nutre, aprende, descubre, experimenta, siente, disfruta, prueba y alimenta sus sentidos llenando su bagaje de aventuras y vivencias. 

El juego es la manera que tienen los niños de descubrir el mundo, por lo que escoger bien los materiales para hacerlo es fundamental. 

Por ello es nuestra labor como adultos, poner a su alcance juegos y materiales adecuados y de calidad, escogiendo para ellos lo mejor en cada caso. anillas grapatY para ello los materiales desestructurados son la opción ideal para cualquiera etapa y edad.

Pero, ¿qué es un material desestructurado?

Te lo cuento en este post en colaboración con Jugaia, donde te hablo sobre los 10 beneficios que tiene jugar con material desestructurado, además de mostrarte varias opciones de juego según tengamos un espacio u otro o tengamos una idea u otra,wobbel 360º

Puedes ver el post completo AQUÍ.

 

Día del libro: hábitos de lectura y algunos títulos recomendados

¡Feliz día del libro!

Este post es uno de los que preparo con más cariño e ilusión cada año, ya que los cuentos y la lectura son parte esencial de nuestro día a día y por lo tanto, de este blog.

Este año os he preparado un post acorde a la situación en la que estamos.

Ya que todos estamos viviendo unas semanas exclusivamente en casa, me parece una oportunidad única para aprovechar a cultivar el habitúo y el gusto por la lectura, los cuentos, las historias… Todo lo que los títulos nos puede aportar y enriquecer, y a su vez, cómo poder favorecer una rutina lectora con nuestros niños y niñas, a través de su interés, ilusión y motivación.

Hay cuentos y títulos para todos los gustos. Y muchos de ellos tratan temas que nos ocupan cada día como los celos entre hermanos, la autonomía, las peleas, la frustración, el miedo, la soledad, la preocupación, las amistades que no vemos, la generosidad o la negación, entre otros.Pero ¿cómo podemos potenciar el gusto por los libros y la lectura ahora mismo? Aquí te dejo algunas claves que pueden ser de gran utilidad: Seguir leyendo

Nos quedamos en casa pero, ¿cómo sobrellevarlo con niños?

Debido al estado de alarma por pandemia por coronavirus en nuestro país, muchas familias llevan encerradas en casa desde hace días.

Esto supone una situación excepcional y novedosa para todos y todas, que nos descoloca y nos hace salirnos de nuestra rutina habitual.

Si para los adultos ya es complicado gestionar esta nueva situación, para las niñas y los niños no deja de ser difícil y en ocasiones incluso desbordante.

¿Qué podemos hacer para sobrellevar mejor esta situación?

  • Lo primero que puede ser de gran utilidad es aceptar, como adultos, que este momento es real y debemos afrontarlo. Sé que es complicado y sentimos que nuestras vidas se paran y no somos nosotros quienes elegimos qué hacer con ellas. Nos han privado de nuestra libertad que es uno de los mayores privilegios en nuestras vidas, pero por el beneficio de todos y todas, lo importante y estrictamente necesario es QUEDARSE EN CASA.
  • Debemos buscar las palabras adecuadas para explicarles a nuestros hijos e hijas qué está sucediendo, de una manera calmada y con un lenguaje sencillo, que comprendan. Es importante mostrar seguridad y tranquilidad, y transmitir que todo va a pasar y no hay que preocuparse, solamente seguir la recomendación principal de estar en casa.
  • Nos puede ser de gran ayuda establecer una rutina diaria, tal y como llevamos a cabo cuando salimos a trabajar o al colegio, haciendo una planificación semanal donde de lunes a viernes realicemos una rutina y el fin de semana tengamos otras actividades diferentes.ezy-watermark_16-03-2020_09-16-36p.u00a0m.
  • Podemos elaborar una agenda o diario, como os contaba aquí, donde escribamos cada día lo que hemos hecho y cómo nos sentimos, dejando constancia de este hecho histórico que todos estamos viviendo, además de dejar aflorar así nuestras emociones y expresarlas como manera de canalización.

Seguir leyendo

Jugar en tiempos de coronavirus

Todos sabemos que en algunas ciudades españolas los niños y niñas ya no están yendo al cole debido a la cuarentena recomendada por el coronavirus, y por eso a mi se me ha ocurrido compartir con vosotros algunas actividades para hacer en casa que pueden servirnos para aprender a la vez que jugamos y nos divertimos, repasar contenido de una manera diferente y pasar el tiempo que nos piden que permanezcamos en casa de la mejor manera posible.

Lo primero que puede ser de gran utilidad es seguir una rutina diaria.

Establecer un horario que nos sea fácil y posible seguir, nos dará seguridad, nos hará establecer una rutina y tener poco a poco un hábito diario similar, en el que los niños y las niñas sepan qué va delante y después de cada actividad, ofreciéndonos así estabilidad y facilidades a todos.

No se trata de crear el cole en casa ni de ser los profesores de nuestros hijos. Simplemente intentemos seguir un orden y en la medida de nuestras posibilidades poder así seguir con el contenido que estaban dando en el colegio, pero no como profesores sino como padres y madres que somos.

Creo que lo mejor es crear una rutina y tratar de establecer lo que seremos capaces de cumplir cada día, poniéndonos metas alcanzables y no desmesuradas.

Para esto, las actividades complementarias a los libros y las fichas que nos pauten desde el centro escolar, deben ser atractivas y diferentes a lo que están acostumbrados a hacer, además de novedosas y marcadas dentro de un tiempo y un espacio.

Estas son mis propuestas:

  • Calendario: emplear un calendario para seguir trabajando con los niños y las niñas los días de la semana, el tiempo, la fecha, las estaciones, etc. Debemos tener en cuenta que algo tan básico como estos conocimientos, dan seguridad y permiten a los niños saber en qué día están y seguir una rutina habitual en su día a día.temp (13)
  • Elaborar una agenda o un diario: ya que nos encontramos en una situación excepcional e histórica. Podemos sacar imágenes de Internet y pegarlas, hacernos fotos e imprimirlas para pegarlas en nuestro diario, apuntar lo que hemos hecho hoy y cómo nos sentimos, aprovechando así para trabajar las emociones, la estructuración del tiempo, la memoria, la escritura, etc.
  • Bandeja de arena y pizarra: este material nos permite trabajar la motricidad fina, los trazos, la fuerza en el tono, la atención o la coordinación óculo-manual. Se trata de ofrecer un material diferente al escolar para trabajar los mismos contenidos que en clase de una manera más atractiva (números, formas, letras, palabras, animales, dibujos, etc.).ezy-watermark_12-03-2020_11-59-09p.u00a0m.
  • Plastilina o arcilla: en momentos de calma y que podamos supervisar a nuestros hijos e hijas, podemos ofrecer pastas moldeables para que favorezcan su motricidad fina, el tono muscular de sus manos y dedos, la imaginación y la creatividad, o por ejemplo ampliar contenido de diferentes materias dándole forma con estos materiales, es decir, si estamos trabajando los mamíferos podemos hacer un mamífero en plastilina. La plastilina es un material de toda la vida que permite mil y una opciones y es muy enriquecedor.
  • Mesa de luz: este material nos permite trabajar de manera atractiva muchos contenidos, por ejemplo formas, trazos, calco de dibujos, abecedario, números… Es un juego que podemos realizar nosotros mismos tal y como os contaba en este post y también podemos comprarlo ya hecho. Hay infinidad de materiales.temp (7)
  • Dobble: este juego se ha convertido en un básico en muchas casas. Se trata de encontrar dos objetos iguales entre las dos tarjetas que se presentan delante nuestro. Gana quien más tarjetas acumula. Favorece la atención, la competitividad, el juego en familia y sobre todo la diversión.
  • Cuentos: aprovechar el tiempo para que los peques se empapen de libros, los tengan a su alcance, lean sobre diferentes temáticas, conozcan las letras, disfruten con los temas que les gustan y aprendan a tener un tiempo de relax y conocimiento.
    Juego simbólico y juego libre: emplear material del día a día como vasos y platos para jugar a comidas, tiendas o médicos. También dar tiempo de juego libre donde sea el niño o la niña quien proponga el juego y el material, disfrutando así del tiempo libre como harían en el recreo escolar.ezy-watermark_13-03-2020_12-00-40a.u00a0m.
  • Enseñar a los peques a buscar en Google sobre diferentes temas, al igual que nosotros buscábamos de pequeños y pequeñas información en una enciclopedia, dándoles así herramientas funcionales para su día a día.
  • Jugar a juegos de toda la vida: cartas, quién es quién (podemos hacerlo casero con fotos de familiares, incluso puede ser un buen regalo para el día del padre), parchís, oca, escondite, tinieblas, twister, veo veo, canicas, chapas… Sacar y desempolvar juegos tradicionales que han entretenido a niños y niñas desde hace décadas y jugar en familia.

Y ante todo debemos potenciar la paciencia y la serenidad, ya que se trata de una situación excepcional y novedosa para todos, y por eso todos debemos aprender a sobrellevarla y debemos adaptarnos a ella, ya que no sabemos lo que durará.

Nadie dice que sea fácil estar sin salir de casa con niños y niñas y sin que podamos cambiar de espacio y ambiente durante , tantos días, pero debemos guardar la calma, transmitir tranquilidad a nuestros hijos e hijas y ser sensatos, estando en casa todo el tiempo posible y saliendo únicamente para aquello que sea estrictamente necesario.

Y no olvidemos que toda situación de cambio es una oportunidad de aprendizaje, donde estamos obligados a estar más tiempo en familia, convivir, respetarnos, escucharnos, apoyarnos y conocernos mucho más, en definitiva a hacer equipo.

Además a partir de ahora compartiré en mis redes sociales ideas de juegos y actividades cada día con el hashtag #jugarentiemposdecoronavirus @melusalejandra

Toda idea que compartáis donde me mencionéis, es bienvenida y la compartiré en mis redes! Os espero!

Seguir leyendo