Juego libre y desestructurado con cuencos y bolas

Cada día apuesto con más fuerza por materiales más sencillos y básicos, donde el verdadero protagonista del juego es el niño que manipula, siente, explora y juega.

El mundo está lleno de estímulos y la realidad es que todo lo que nos rodea es tecnología y ciencia, por lo que los niños tienen a su alcance muchísimos aparatos electrónicos, llenos de botones, sonidos, imágenes, luces y señales, que hacen de él en muchas ocasiones, un sujeto pasivo del proceso, la actividad o del juego.

La etapa 0-6 años es realmente sensible y son muchos los profesionales que recomiendan potenciar las herramientas y estrategias innatas en el niño en esta etapa, favoreciendo el juego libre, creativo y desestructurado, para así potenciar sus herramientas intrínsecas sin hiperestimular a los peques.IMG_0462Y ¿CÓMO PODEMOS HACERLO?

Se trata de escoger herramientas básicas, que potencian el juego libre, la creatividad y la proactividad del niño, más que cualquier otro fin.
Aquellos materiales que nos inviten a crear y pensar, a manipular, imaginar, ser parte del juego y protagonistas de él.IMG_0439Volver a nuestros inicios es beneficioso:
Según pasan los años, voy descubriendo elementos que van volviendo a lo más básico, a aquello que usábamos nosotros de pequeños o incluso nuestros padres. Lo más simple nos aporta grandes virtudes tales como:
– Potenciar la imaginación
– Elaboración de un juego libre y sin reglas cerradas
– Descubrir miles de posibilidades a través de la manipulación, los sentidos y la exploraciónIMG_0447– Favorecer la creatividad y el juego espontáneo
– Dar rienda suelta a nuestra inteligencia y razonamiento
– Ser parte fundamental del juego y protagonista de éste
– Resolver las situaciones que surjan del juego espontáneo
– Aprender a elaborar un juego nuevo cada díaIMG_0461LA CLAVE DEL ACIERTO
En muchas ocasiones me preguntáis cómo poder escoger materiales que duren y permanezcan en el día a día del peque, ya que tienden a olvidarse rápidamente de los materiales y rápido pasan a ser abandonados entre cajones y estanterías.
Se trata de tener lo mínimo posible, sabiendo escoger muy bien dentro de todo lo que se nos ofrece.
Además es importante poder colocar los materiales a su vista y alcance, para potenciar su uso y las oportunidades de juego.IMG_0455Tenemos que pensar en escoger juguetes que realmente tengan muchas funciones, y que a ser posible potencien el juego libre y desestructurado, ya que es lo que el peque en estas edades necesita.

Un gran ejemplo de ello son los materiales de Grapat, que podemos encontrar en Tutete, hechos a mano, con elementos naturales, cuidando su elaboración, las sensaciones que proporcionan sus materiales a los sentidos y centrados en el juego libre y sin estructura.IMG_0453Tenéis gran variedad donde escoger, dependiendo de la etapa en la que vuestro peque esté, si está en un momento de movimiento y exploración, si está aprendiendo a sacar y meter, a asociar entre número, cantidad o color, si está mejorando su motricidad fina o está en un momento de explosión del juego simbólico.

A su vez son materiales que no tienen edad ni momento, que pueden usar los peques durante toda su infancia para multitud de oportunidades.

Os voy a mostrar nuestra última adquisición:

Se trata de los cuencos con pelota de Tutete de la marca Grapat, todos ellos realizados en madera y pintados de manera artesana, proporcionando un tacto único y una calidez increíble. El simple hecho de tocar las piezas ya nos transporta a la infancia y a esa sensación de jugar en el pueblo, con palos y piñas, ya que su olor es único y a mí me recuerda un poco a esos días de viajes a la sierra o la casa del pueblo.IMG_0451Las pelotas son un elemento muy básico que nos permiten desarrollar cantidad de objetivos. Estas caben en una mano y son perfectas para el agarre, la motricidad fina, favorecer la coordinación óculo-manual, la puntería, el lanzamiento o el rodamiento, el cucú- tras escondiendo la bola dentro de los cuencos, aprendizajes como dentro o fuera, vacío y lleno, arriba o abajo, izquierda y derecha, o potenciación del juego en grupo y todo lo que nuestra experiencia nos permita imaginar.

Los cuencos en sí mismos nos permiten desarrollar un juego simbólico muy rico, siendo platos, vasos, elementos de las cocinitas, las casitas de las bolas, cubiletes, gorros o instrumentos musicales.

Empleando todo el material de manera conjunta aparecen elementos y riquezas tales como:
– La asociación entre colores/ formas
– La posibilidad de conteo y numeración
– Poder favorecer la permanencia de objeto ocultando la bola dentro del cuenco y esperando a que el bebé lo descubra, hacia los 9 meses
– Trabajar la atención, escondiendo las bolas bajo los cubiletes y esperando a que el niño destape, observando si estuvo o no atento IMG_0440– La memoria, siendo capaces de esconder bolas y cubiletes de distintos colores, esperando a que recordemos dónde estaba cada una
– La posibilidad de apilar los cubiletes entre sí para formar torres, jugando a destruir y construir, apilar en equilibrio o por turnos
– Potenciar el orden, la alineación, la armonía entre color, forma, gama cromática…
– Favorecer la creatividad tanto del niño como del adulto, acompañándole en su juego, esperando a que él sea quien elabore e imagine, siguiendo nosotros sus pautas y propuestas

El juego de cuencos y bolas que podéis encontrar aquí. Es perfecto para peques a partir de 8 meses, ya que es cuando ya pueden sentarse solitos y manipular con sus manos, abrir y cerrar los cuencos, meter y sacar las bolas, agrupar, derribar y construir.

Más allá del año veremos cómo comienzan a realizar juego funcional, haciendo que comen de los cuencos o imitando conductas del día a día que ven en los adultos o en otros niños.

Aquellos peques que pasen del año irán ampliando su capacidad de juego y tendrán la oportunidad de elaborar todas las posibilidades de juego mencionadas, siendo éstas infinitas.

Lo que en definitiva nos muestran este tipo de materiales, es la posibilidad de tener una herramienta de juego sencilla, donde el peque elabora el juego en su totalidad, partiendo de sus capacidades, su momento evolutivo y su desarrollo en las diferentes áreas.

Es un juego que crece con el peque y perfecto para compartir entre niños de diferentes edades.

¡Espero que os guste tanto como a mí y os animo a buscar este tipo de materiales a la hora de elaborar vuestra carta a los Reyes Magos o a Papá Noel este año!

¡Usemos más la creatividad y las herramientas que traemos de base!

Y tú, ¿empleas materiales sencillos y de juego libre? ¿Favoreces la creatividad y la imaginación de tus peques dentro del juego? ¿Conoces materiales similares?

*Post en Colaboración con Tutete- El producto acaba de agotarse pero ya está en camino y volverá a partir del 20/11/17. Os recomiendo para un juego similar los cuencos y las bellotas. ¡GRACIAS Y DISCULPAD LAS MOLESTIAS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s